viernes, 3 de septiembre de 2010

Keith Park reconoce la derrota - 03/09/1940.

Camaradas,

08:30: Una gran formación alemana penetra en Inglaterra a través del Paso de Calais. De nuevo, los cazas Bf 109 avanzan por delante de los bombarderos Dornier Do 17 y cazas Messerschmitt Bf 110. Los británicos rechazan enfrentarse a los cazas Bf 109 y sincronizan sus despegues para interceptar a la fuerza principal de bombarderos en el último momento posible.

09:30: Los bombarderos avanzan siguiendo el curso del Támesis y después giran hacia el noroeste hacia los aeródromos de North Weald y Debden. Los ingleses envían sus escuadrones contra la formación alemana, compuesta por más de 50 Dorniers Do 17, 80 BF 110s y más de 40 Bf 109s. En un incidente que describe a la perfección el estado estrés al que los pilotos de la RAF están sometidos, dos bombarderos británicos Blenheim que se disponen a aterrizar en North Weald son atacados y derribados por dos Hurricanes.

Aeródromo de North Weald, ha sido machacado hoy por 150 bombas.

El intento de la RAF por estirar los minutos todo lo posible con tal de evitar el combate con los cazas resulta fallido, y la Luftwaffe termina por atacar el aeródromo de North Weald con impunidad. 150 bombas caen sobre sus instalaciones, destrozando e incendiando dos hangares y alcanzando varios edificios, incluido los almacenes principales. La nueva sala de operaciones recibe un impacto directo y todas las líneas de comunicaciones salvo una quedan destruidas. De hecho, todos los edificios del aeródromo salvo la cantina de oficiales, son alcanzados. Cuatro miembros del personal resultan muertos y veinte heridos. Los aeródromos de Hornchurch y Debden también resultan alcanzados ante la impotente mirada de los once desvencijados escuadrones que la RAF ha enviado contra la Luftwaffe y que han llegado demasiado tarde como para proteger eficazmente a sus aeródromos.

Aeródromo de Debden, otro de los objetivos alcanzados en el día de hoy.

10:00: Las formaciones germanas inician el camino de regreso. Los ingleses se enfrentan con bravura a los enjambres de bombarderos y cazas de la Luftwaffe y logran algunos éxitos contra los menos maniobrables Bf 110, pero también se llevan lo suyo.

14:00: Después del éxito de los ataques de la mañana, el Luftwaffe realiza nuevas incursiones siguiendo el mismo patrón, pero empeñando menos recursos.  El balance final es un empate: 16 aviones derribados en ambos bandos.

En el mando aliado surgen los problemas derivados de quien no se resigna a afrontar la derrota. Keith Park, Comandante del Grupo 11 de Caza situado en el sureste de Inglaterra y que está soportando el grueso de los ataques, se queja ante Hugh Dowding, Jefe del Comando de Caza de la RAF, que los escuadrones que se le han transferido desde el Grupo 12 están compuestos por pilotos muy poco experimentados. Como un chiquillo, patalea porque los escuadrones transferidos al Grupo 12 tengan en su haber cuarenta y tres derribos mientras que los transferidos al suyo sólo tengan diecisiete. La situación de la RAF es la siguiente, según palabras del propio Keith Park:

El Comandante del Grupo 11 de Caza de la RAF, Keith Park.

Al contrario de lo que se ha hecho creer a la opinión pública y a los informes oficiales, los ataques aéreos del enemigo han causado daños extremos a cinco de nuestros aeródromos de primera línea así como a seis de nuestras siete estaciones de sector. Manston y Lympne han quedado inutilizables durante días y Biggin Hill durante más de una semana. Si la Luftwaffe continúa atacando estos sectores, la defensa de cazas de Londres se encontrará en un estado crítico durante la última y definitiva fase, es decir, cuando los ataques se dirijan contra la propia capital.

Todas las salas de operaciones del sector han sufrido impactos directos y daños a sus líneas de comunicaciones. Se están haciendo uso de salas de emergencia, aunque son demasiado pequeñas y están demasiado pobremente equipadas como para poder abarcar el control de los tres escuadrones por sector a que están acostumbrados.

Seig Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada