jueves, 9 de septiembre de 2010

El Blitz da un respiro a la RAF - 09/09/1940.

Camaradas,

La Luftwaffe permanece inactiva durante toda la mañana y buena parte de la tarde. Hasta hace unos días, la estrategia de ataque a los aeródromos siempre comenzaba con un ataque matutino, por lo que a los británicos comienza a quedarles claro que sus aeródromos van a salir airosos por el momento. Los aeródromos dañados comienzan a volver a parecer aeródromos, con su personal trabajando día y noche para que vuelvan a estar operativos. Las reservas de aviones y suministros llegan poco a poco a los aeródromos y, aunque los escuadrones y aeródromos de la RAF no se encuentran ni mucho menos a plena potencia, su situación es mucho mejor que la de hace sólo siete días.

Personal de tierra de la RAF pone en orden sus enseres.

Con el nuevo patrón de ataque contra Londres, las formaciones de la Luftwaffe se lanzan al aire varias horas después del mediodía. A las 16:50 de la tarde, cuatro formaciones con un total de 100 bombarderos se acercan a Inglaterra. Se trata de un ataque de tanteo, y la contundente respuesta británica, en forma de varios escuadrones de caza, termina por hacer que aborten su incursión.

17:45: Una nueva formación de bombarderos se acerca a Londres por el este. Dos escuadrones de cazas de la RAF salen a su encuentro. Se produce una lucha terrible en la que los Messerschmitts cazan a varios Hurricanes y estos a su vez derriban a varios Dorniers. En el frenesí del combate, dos Hurricanes que atacan a un Dornier desde sentidos opuestos se embisten entre sí y terminan desapareciendo en medio de una gran bola de fuego con fragmentos de fuselaje esparcidos por todos lados.

Bomberos londinenses trabajan entre ruinas.

Cráter de bomba frente al banco de Inglaterra.

20:00: 250 bombarderos vuelven a atacar la ciudad de Londres. Los incendios brotan como flores de fuego alrededor de la Catedral de San Pablo y edificios a ambos lados de la colina Ludgate son pasto de las llamas. El área alrededor de Guildhall y el Banco de Inglaterra sufren daños considerables. Se producen muchas víctimas en un hospital que es alcanzado con impactos directos. En el Extremo Este de Londres vuelven a caer las bombas sobre los muelles y varias casas de las cercanías son devastadas, incluido un colegio que estaba siendo utilizado como refugio provisional por parte de familias sin hogar. En total, más de 400 personas resultan muertas y 1.400 heridas.

Paciente y enfermera del hospital de St Thomas observan las ruinas de lo que fuera su residencia.

Lo que ha quedado en pie del hospital de St Thomas.

La Luftwaffe está decidida a aplastar la ciudad de Londres. Sólo llevamos tres días de bombardeos masivos y quizás los británicos piensen que esta pesadilla tendrá que terminar pronto. Pero la Luftwaffe está dispuesta a mantener este ritmo de bombardeo durante el tiempo que sea preciso, días, semanas o meses.

Con las tuberías de agua corriente reventadas, las mujeres londinenses buscan agua en los depósitos de agua de los bomberos. 

Para la RAF, incapaz de plantar cara durante la noche, la Batalla de Inglaterra se está reduciendo a las escaramuzas de última hora de la tarde cuando las primeras formaciones de bombarderos alemanes atraviesan el Canal con sus miras de objetivo enfocadas sobre los muelles de Londres y las áreas industriales circundantes. Mientras tanto, la RAF prosigue su acopio de pilotos y efectivos y aguarda a que Göring decida buscar objetivos más precisos en los ataques diurnos.

Es lebe unsere Luftwaffe!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada