sábado, 1 de mayo de 2010

Evacuación de la Mauriforce: un quiero y no puedo – 01/05/1940.

Camaradas,

La ciudad de Namsos ha estado siendo sometida a bombardeos implacables por parte de la Luftwaffe desde el día 20 de abril. La ciudad, construida con edificaciones de madera, ha quedado en destruida en su mayor parte y las fuerzas aliadas navales y terrestres acosadas sin descanso.

Namsos, hecha añicos.

El HMS Bittern, herido de muerte.

Casi no ha pasado un día sin que los aliados hayan sufrido bajas. Ayer día 30 de abril, sin ir más lejos, el buque de escolta HMS Bittern fue hundido por bombarderos en picado Junkers Ju 87 Stuka, que con sus sirenas ululantes siembran el pánico al picar sobre los enemigos de Alemania. Y hoy, día 1 de mayo, tres buques antisubmarinos, el HMS Gaul, el HMS St. Goran y el HMS Aston Villa han sido destruidos por la Luftwaffe.

El General británico Adrian Carton de Wiart (izquierda) en Namsos .

El General De Wiart, Comandante de la Mauriforce, recibió las órdenes de evacuación de Namsos el 28 de abril. El 29, un convoy de evacuación formado por tres destructores británicos y uno francés partieron de Scapa Flow. Durante su trayecto fueron bombardeados varias veces por la Luftwaffe.

Al llegar hoy a las proximidades de Namsos, el convoy de evacuación aliado se ha encontrado con una espesa niebla. Debido a la amenaza de las tropas alemanas avanzando sobre Namsos, su Almirante Louis Mountbatten ha decidido intentar llegar al puerto sin esperar a que se levante la niebla, navegando de un banco de niebla a otro. Una empresa arriesgada en una costa rocosa como la noruega y que además no le ha servido de nada porque los mástiles de los buques destacaban sobre la niebla y nuestros bombarderos han podido atacarlos.

Los aterrorizados británicos tratan de ocultarse en los bosques mientras la Luftwaffe bombardea Namsos.

Al alcanzar Namsos, la niebla se ha levantado y el convoy aliado se ha encontrado con una ciudad en llamas y enjambres de bombarderos alemanes. La sobrecogedora misión les ha hecho a los británicos aflojar el nudo de sus corbatas y el convoy de evacuación se ha retirado cobardemente en la niebla de nuevo mientras miles de vapuleados soldados aliados aguardaban su salvación en los muelles.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada