jueves, 6 de mayo de 2010

Narvik, único frente activo en Noruega - 06/05/1940.

Camaradas,

El servicio meteorológico de la Luftwaffe informó ayer al OKW que la neblina matinal continuaría, por lo que el Führer ha vuelto a ordenar que la operación Fall Gelb se retrase un día más hasta el 8 de mayo. Para el éxito de la operación resulta imprescindible que la Wehrmacht pueda contar desde el principio con apoyo aéreo total.

Tropas francesas recién desembarcadas en Noruega pasan revista.

Mientras tanto, nuestros enemigos en Narvik continúan reforzándose. Hoy, dos batallones de la Legión Extranjera francesa han desembarcado en Tromsø para reforzar a la 27ª Semi-Brigada de Cazadores Alpinos que opera en el sector de Narvik. Narvik es desde ayer el único escenario de guerra terrestre activo en toda Noruega.

Resumen de operaciones militares en la ya pacificada Noruega central y sur.

A pesar de su superioridad numérica, los Aliados evidencian una pasmosa falta de iniciativa y se dedican a acumular más y más unidades. Entre noruegos, franceses y británicos (en los próximos días se espera además la llegada de un contingente polaco) cuentan ya con una fuerza de más de 20.000 soldados que siguen sin decidirse a desalojar a los 4.600 valientes de Eduard Dietl, quienes sólo pueden recibir refuerzos y ser abastecidos por vía aérea. Pese a las dificultades de su situación, los intentos aliados de desalojar a nuestras tropas se han saldado con un fracaso tras otro.

La codiciada Narvik, único teatro de operaciones activo en Noruega.

Además, los Aliados se están enfrentando a problemas tan absurdos como decidir cuál es la mejor manera de conquistar Narvik y la vía de ferrocarril de mineral de hierro. No existe un mando unificado aliado para las tropas de Narvik. Noruegos y Aliados tienen comandantes separados y la cooperación entre ellos no es lo que se puede decir “fluida”. Incluso dentro de las propias fuerzas británicas, los comandantes del Ejército de Tierra y de la Marina (el Mayor General Pierse J. Mackesy y Almirante William Boyle) se han enfrentado entre sí por cuestiones de estrategia. Boyle aboga por un ataque directo desde el mar mientras Mackesy defiende una aproximación cautelosa por ambos lados del fiordo Ofotjord.

Mientras los Aliados se deciden, nuestras tropas en Narvik apuntalan sus posiciones y se preparan para una larga campaña. Desde Trondheim marchan ya nuestras tropas en su auxilio. ¡Resistid, camaradas! ¡El Führer y el Reich están con vosotros!

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada