martes, 4 de mayo de 2010

La larga ruta hacia Narvik - 04/05/1940.

Camaradas,

Una vez pacificado el sur de Noruega, el centro de gravedad de la campaña Weserübung se traslada al norte, a Narvik, donde los Aliados continúan aumentando día a día su presencia pero sin terminar de decidirse a atacar a los 4.600 alemanes desembarcados (entre marineros y tropas de la 3ª División de Montaña de Eduard Dietl) y que han tomado posiciones en las montañas de la zona.

La carretera hacia el norte: desde Mosjöen a Bo.

La carretera hacia el norte: desde Mo hasta Bodø.

Dentro del nuevo contexto en el que se encuentra ahora la campaña, el General Nikolaus von Falkenhorst ha ordenado a la 2ª División de Montaña, que ahora mismo se encuentra organizándose en Trondheim, que se traslade por tierra hasta Narvik a través de Grong, Mosjön y Bodø. La distancia en línea recta desde Grong es de unas 300 millas a través de una región de altas montañas cubiertas de nieve. Las carreteras se encuentran en mal estado y numerosos fiordos las interrumpen, fiordos que a menudo requieren el empleo de ferris. Durante las últimas 85 millas no hay carreteras en absoluto. Su Comandante, el Mayor General Valentin Feurstein, ha comenzado la marcha sin esperar siquiera a que todas sus tropas estuviesen reunidas.  Se trata de un duro desafío para nuestras tropas, pero que sabemos afrontarán con su acostumbrada eficacia. Para algo son alemanes y Nacionalsocialistas.

El odioso ORP Grom.

Después de los desastres marítimos de los últimos días, los Aliados han tenido que padecer hoy uno más. Precisamente en el sector de Narvik, en el norte, un Heinkel He 111 ha bombardeado con éxito al odioso destructor polaco ORP Grom, que se ha hundido con 59 muertos y 30 heridos al ser alcanzado en su tubo lanzatorpedos cargado y partirse en dos. La destrucción de este destructor en particular nos ha causado especial satisfacción, al tratarse de un buque especialmente odioso para las fuerzas alemanas, el cual se ha visto involucrado en prácticas de guerra sucia. En efecto, desde el comienzo de las hostilidades en Noruega el destructor Grom había mostrado un interés casi obsesivo en cualquier movimiento hostil en la costa y se había ganado fama por pasarse horas y horas acechando la costa para matar a cualquier soldado alemán que cayera en sus garras. Afortunadamente hoy se ha llevado su merecido.

Por último, el Führer ha pospuesto hoy una vez más el comienzo de la operación Fall Gelb hasta el 7 de mayo por cuestiones climatológicas.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada