viernes, 28 de mayo de 2010

Rendición de Bélgica - 28/05/1940.

Camaradas,

Parlamentarios belga y alemán negocian la capitulación.

A las 11:00 horas, el Rey Leopoldo III firma la rendición de sus tropas, siendo apresado por los alemanes. Los belgas han perdido unos 7.600 soldados en combate, y unos 15.000 resultan heridos. El monarca no ha consultado a su gabinete de ministros, actualmente exiliado en París, ni a los otros comandantes aliados. La noticia es recibida con particular aversión por los franceses, que se sienten traicionados: parte de la 1ª Armée francesa está rodeada al sur de Lille y los aliados acorralados en Dunkerque deben ampliar rápidamente su perímetro defensivo al Iszer.

Armamento belga rendido.

Proclamación del Führer.

Cuarteles Generales del Führer, 28 de mayo.

Impresionado por el poder destructivo de las armas alemanas, el Rey de Bélgica ha decidido poner fin a la resistencia insensata y solicitar un armisticio. Ha aceptado las peticiones alemanas de rendición incondicional y, en el día de hoy, el Ejército de Bélgica ha depuesto sus armas y dejado de existir.

El Rey de Bélgica ha proclamado su decisión de deponer las armas contra los deseos de la mayoría de sus ministros para evitar nuevos derramamientos de sangre y una destrucción completamente insensata de su país. Estos ministros, sobre cuyos hombros cae la responsabilidad de la catástrofe que hoy asola Bélgica parece que desean, a pesar de todo, seguir apostando por sus maestros de la guerra británico y francés, incluso en esta fecha.

El Führer ha emitido instrucciones para comportarse hacia el Rey de Bélgica y su ejército de la manera que todos los soldados que han combatido valientemente tienen derecho. Dado que el Rey de Bélgica no ha hecho ninguna petición especial para su persona, se le asignará un castillo belga como residencia hasta que una residencia definitiva se determine.

En esta hora pensamos en nuestros valerosos soldados, cuyo espíritu de lucha sin igual ha superado sin descanso las fortificaciones que formaban parte de las estructuras más poderosas del mundo. Con un sentimiento de profunda gratitud y orgullo, el pueblo alemán mira a las tropas que han logrado tales gloriosos éxitos militares y que han forzado esta rendición.

Aumenta la Operación Dynamo.

Británicos se trasladan a un buque de evacuación a través de un puente de botes.

Debido a la lentitud del transporte, el gobierno británico inicia la incautación de los navíos con más de 9 metros de eslora y los envía a la costa belga. Hoy la flotilla británica evacua de Dunkerque a 17.800 soldados, desembarcándolos en los puertos de Sheerness, Chatham y Dover.

Los británicos huyen de Europa con vergüenza y oprobio.

Combates en Dunquerke.

Situación del frente en Dunkerque.

Tras la rendición belga los soldados de los 6º y 18º Ejército alemán avanzan sin oposición hacia Niuport y Dixmude, los infantes aliados les contienen en el último momento, mientras se dan intensos duelos de artillería en Cassel y Poperinghe, al este de Dunkerque, donde los aliados se repliegan.

Es lebe unser Wehrmacht!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada