sábado, 15 de octubre de 2011

La Wehrmacht se lanza contra la nueva línea defensiva de Zhukov - 15/10/1941.

Camaradas,

El barro no ha impedido el avance alemán tras el cerco de Vyazma, pero los problemas logísticos, las mutables prioridades operativas y en cierto modo el letargo del Alto Mando Alemán han contribuido a que las áreas fortificadas soviéticas no hayan podido ser tomadas antes de que se encontrasen debidamente guarnecidas.

Operación Tifón desde el 30 de septiembre hasta hoy.  En el mapa puede apreciarse uno de los grandes errores operativos del OKH, que se ha empeñado en desviar a elementos del Tercer Grupo Panzer fuera de la ruta hacia Moscú con el simple objeto de perseguir a unidades de infantería soviética dispersas. Al norte, la 1ª División Panzer que acaba de lograr la hazaña de conquistar Kalinin tras deslizarse audazmente a través de dos ejércitos soviéticos, avanza en estos momentos hacia el oeste – es decir, ¡alejándose de Moscú! No cabe duda de que el contingente alemán que ha llegado a Kalinin es insuficiente para lograr por sí solo ninguna victoria decisiva, pero no menos cierto es que esta dispersión de fuerzas está debilitando gravemente el ataque principal sobre Moscú y obligando al Tercer Grupo Panzer a empeñar importantes recursos en una prolongada lucha de desgaste. SI el XLI Cuerpo Panzer hubiese avanzado en dirección este hacia Volokolamsk, quién sabe si no se habría impedido a Zukhov establecer una nueva línea defensiva al oeste de Moscú.

En la actualidad, cuando el Grupo de Ejércitos Centro finalmente dispone de fueras suficientes para comenzar su asalto contra las zonas fortificadas Volokolamsk-Mozhaisk-Maloyaroslavets, Zukhov ha sido capaz de reunir elementos de 18 divisiones de fusileros y 11 brigadas de tanques a lo largo del frente de 50 kilómetros de longitud – un logro increíble en tan sólo cinco días. Aunque, todo hay que decirlo, la mayoría de estas unidades son o bien restos diezmados o bien parcialmente equipados y su fuerza de combate asciende tan sólo a 90.000 tropas.

Soldados soviéticos manejan una ametralladora ligera Degtyarev M-27 de 7,62 mm en una posición de combate improvisada.  La DP es una fiable ametralladora ligera que funciona a gas.  Cada compañía de fusileros soviética dispone de seis de estas armas.

Aún así, la fase de persecución tras la derrota de Stalin en Vyazma ya se puede dar por terminada, y el Grupo de Ejércitos Centro debe enfrentarse ahora a un nuevo Frente Sudoeste Soviético. Para empeorar las cosas, von Kluge está mostrándose bastante lento a la hora de adelantar su infantería para apoyar el ataque sobre la Línea Mozhaisk, permitiendo a la mayoría de sus divisiones descansar y reabastecerse en torno a Vyazma, de tal modo que tan sólo una de sus once divisiones de infantería se encuentra en situación de participar en el asalto de la Línea Mozhaisk.

La Wehrmacht no desea perder más tiempo y tal y como se temía Stalin, la jornada de hoy ha visto al XL Cuerpo Panzer de Stumme avanzar el grueso de sus divisiones SS Reich y 10ª Panzer hasta las inmediaciones de las defensas de la Línea Mozhaisk alrededor de Borodino: el segmento central de la primera línea defensiva que defiende Moscú.

Un vehículo semioruga SdKfz 10/4 sobre la autopista Minsk-Moscú.  Cada batallón Panzerjäger motorizado  dispone de un pelotón de 4 semiorugas SdKfz 10/4s armados con un cañón de 20 mm.

Los ataques de tanteo cerca de Rogachevo y Yelnya efectuados durante la jornada de ayer han revelado que las defensas soviéticas son lo suficientemente formidables como para merecer un asalto a gran escala. A la sazón, el cuerpo de Stumme dispone de 12 batallones de infantería motorizada y en torno a 100 Panzer y cañones de asalto apoyados por 89 piezas de artillería media y 33 lanzacohetes Nebelwerfer. El 5º Ejército de Lelyushenko –esencialmente consistente en la 32ª División de Fusileros traída de Siberia además de varios pedazos de unidades reunidos de aquí y de allá- cuenta con 12 batallones fusileros y unos 50 tanques apoyados por medio centenar de morteros y un batallón de cohetes Katyusha. De ese modo, el radio de fuerzas de combate en Borodino se inclina levemente del lado alemán, lo que hará que sea una batalla bastante igualada.

El SS Obergruppenführer (Teniente General) Paul Hausser con el SS Sturmbannführer (Comandante) Klingenberg, héroe de Belgrado y miembro también de la SS Reich durante la Operación Tifón.

La División SS Reich se ha lanzado hoy contra las posiciones enemigas y ha logrado eliminar una problemática posición de bloqueo en Yelnya, aunque ha tenido que lamentar la baja de su comandante de división, el Obergruppenführer Paul Hausser, que ha resultado gravemente herido cuando su semioruga SdKfz 253 ha sido alcanzado por una andanada de cohetes Katyusha. Como si la Providencia quisiese hacer justicia, el General Lelyushenko ha resultado a su vez gravemente herido cuando la 10ª División Panzer ha logrado atravesar el principal cinturón defensivo soviético cerca de Borodino. El Oberführer (General) Bittrich ha asumido el mando de la División Motorizada SS Reich.

Der Stürm bricht los!
Es lebe der Führer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada