lunes, 31 de octubre de 2011

El incidente Reuben James: Otro destructor de Roosevelt que se va a pique - 31/10/1941.

Camaradas,

Un nuevo incidente se viene a sumar a la lista de enfrentamientos entre nuestros U-Boote y la Marina de los Estados Unidos, ese país neutral al que su Presidente se empeña en llevar a la guerra sin escatimar esfuerzos ni riesgos.

USS Reuben James.

El destructor USS Reuben James es uno de esos buques de guerra que, en virtud a las "Patrullas de Neutralidad" que Roosevelt se ha sacado de la manga, están proporcionando escolta a los convoys británicos entre Canadá e Islandia y, por lo tanto, colaborando con el esfuerzo bélico del Reino Unido. Los norteamericanos no han sacado ninguna conclusión positiva de lo que les ha sucedido en recientes fechas a los destructores USS Greer y USS Kearny y han continuado violando los principios elementales por los que debería regirse la conducta de un país neutral. En consecuencia, a nadie le debería sorprender y nadie debería lamentar la desgracia que ha acaecido hoy sobre este viejo destructor construido en 1919.

Erich Topp a bordo del U-552 en una fotografía tomada a principios de mes.

El incidente se puede explicar en pocas palabras. El 23 de octubre el Reuben James partió de Terranova junto con otros cuatro destructores para escoltar al Convoy HX 156 rumbo al Reino Unido. En torno a las 05:25 de hoy, 31 de octubre, mientras llevaba a cabo sus labores de escolta, el Reuben James ha sido torpedeado por el U-552 al mando del Kapitänleutnant Erich Topp cerca Islandia. El Reuben James se había situado entre un buque de municiones del convoy y la conocida posición de un Wolfpack de U-Boote que solía acosar a los mercantes Aliados. El Reuben James ha sido alcanzado por un torpedo y toda su proa ha saltado por los aires cuando uno de sus pañoles ha estallado. La proa se ha hundido de inmediato. La sección de popa ha flotado durante cinco minutos antes de irse a pique a su vez. De la tripulación de 159 hombres, tan sólo 44 han sobrevivido.

Los últimos estertores del Reuben James.

Podríamos escribir muchas palabras acerca de la amistad y de los vínculos de sangre existentes entre Alemania y los Estados Unidos y evocar incluso a esas voces que desde los propios Estados Unidos oponen resistencia a la escalada hacia la guerra con el Eje que ha emprendido la Administración Roosevelt. Sin embargo, a la vista de los acontecimientos que se están produciendo sabemos que tan sólo estaremos perdiendo el tiempo. Llegado este punto, tan sólo nos queda encomendarnos a Dios y rogarle porque los Estados Unidos no terminen por sumarse a nuestros enemigos porque, en tal caso, tan sólo les aguardará la derrota y la destrucción.

Gott straffe Roosevelt!
Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada