viernes, 4 de marzo de 2011

Operación Claymore: Sabotaje en Noruega - 04/03/1941.

Camaradas,

Operación Claymore es el nombre clave que han dado los británicos a una operación de sabotaje perpetrada hoy por varias unidades de comandos especiales en las Islas Lofoten de Noruega.

Lugar de la operación de sabotaje.

El destacamento naval británico que ha transportado a los saboteadores ha alcanzado las Islas Lofoten justo antes de las 4 de la madrugada de hoy. Al entrar en el fiordo Vestfjord han visto que todas las luces del puerto están encendidas, un signo de que no se les esperaba y de que han conseguido el elemento sorpresa.

Los Comandos británicos inician el desembarco.

Los británicos han aguardado hasta las 6:45 para efectuar el desembarco y aprovecharse así de las primeras luces del día. A las 6:50, todos los saboteadores se han encontrado en tierra y sobre sus objetivos; en total, dos unidades de los Comandos Especiales con 500 miembros, una sección de Ingenieros y 52 miembros de la Marina Noruega.

Objetivos de desembarco de los Comandos.

No había tropas alemanas en la zona y los británicos han podido actuar a sus anchas. Tan sólo les ha plantado cara el remolcador armado Krebs, que se ha lanzado con bravura contra los enemigos del Reich y ha logrado disparar cinco proyectiles contra una de los destructores británicos antes de resultar hundido a su vez. Los británicos han hundido en el puerto nueve mercantes alemanes con un desplazamiento de 18.000 toneladas.

Los británicos contemplan ufanos el resultado de su fechoría.

Además, los saboteadores han destruido las instalaciones de varias fábricas locales de tratamiento de aceite de pescado. En total, 800.000 galones de aceite de pescado, queroseno y parafina han sido incendiados. Los británicos han capturado 228 prisioneros de guerra, 7 de la Kriegsmarine, 3 del Heer, 15 de la Luftwaffe, 2 de las SS, 147 de la Marina Mercante y 14 civiles. 300 desertores noruegos han decidido unirse a los británicos y regresar con ellos a Gran Bretaña para unirse a la causa aliada.

El incendio de los depósitos de aceite, queroseno y parafina visto desde un buque británico.

Para las 13:00 horas, todas las tropas han reembarcado en sus transportes y se han retirado de la zona teniendo que lamentar tan sólo la baja de un oficial que ha resultado herido accidentalmente con su propio revolver.

A pesar de que los daños infligidos al esfuerzo bélico alemán han sido ínfimos y de que en realidad no se haya tratado más que de un entrenamiento de campo de los Comandos británicos, de ahora en adelante y según los deseos del Führer, el Reich tendrá que poner todo su empeño en hacer de toda la costa de Noruega una fortaleza inexpugnable.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada