martes, 1 de marzo de 2011

Bulgaria se une al Eje - 01/03/1941.

Camaradas,

La adhesión de Bulgaria al Pacto Tripartito a las dos menos cuarto de la tarde de hoy en este Versalles del sudeste de Europa que es el Palacio Belvedere de Viena, equivale quizá al más duro golpe que la diplomacia del Eje ha asestado a la diplomacia adversaria a lo largo de la guerra. Bulgaria es, desde este momento, mucho más que una nación amiga de Alemania, Italia y Japón: es una nación aliada.

FirmaBúlgaraDelPactoTripartito

El solemne acto de la adhesión de Bulgaria al Pacto tripartito se ha celebrado en la misma sala del Palacio Belvedere donde hace sólo unos meses se verificó la primera adhesión: la de Hungría. Han tomado parte en la firma el Ministro de Asuntos Extranjeros del Reich, Joachim von Ribbentrop; el Ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Conde Galeazzo Ciano; el embajador del Japón, General Hiroshi Oshima; el Primer Ministro búlgaro, Bogdan Filov; los Ministros de Hungría y Eslovaquia y el ercargado de Asuntos Extranjeros de Rumania. A la derecha de Von Ribbentrop se ha sentado el profesor Filoff, y a la izquierda, el Conde Ciano.

Poco antes de la hora señalada para el acto, los huéspedes del Gobierno alemán han llegado al Palacio donde prestaba guardia de honor una compañía de Infantería. Von Ribbentrop ha recibido en la escalinata principal a los representantes de las potencias adheridas al Pacto y estrechado efusivamente las manos de Filov. Después de las presentaciones, el Ministro alemán ha conducido al resto de personalidades a la sala donde debía celebrarse la firma y en la que se hallaban reunidos todos los representantes de la Prensa del Reich y extranjera.

En una breve alocución que ha abierto la ceremonia, Ribbentrop ha saludado a todos los Ministros y Embajadores reunidos y declarado que el Gobierno bulgaro había expresado su deseo de unirse al Pacto concertado el 27 de septiembre de 1940 entre Alemania, Italia y el Japón.

Un instante de la ceremonia.

Nos encontramos, pues, aquí para registrar solemnemente la entrada de un cuarto país en el Pacto tripartito; y yo me felicito de que esta cuarta nación sea precisamente Bulgaria que, de un modo moral, siempre ha estado a nuestro lado.

Bulgaria es el cuarto de los países adherentes y estoy convencido de que no será el último que venga a nosotros. Estoy también convencido de que a medida que se conozcan los verdaderos fines políticos de los países del Eje y la potencia realizadora que hay detrás de ellos, otros Estados se declararán solidarizados con ellos. Las finalidades perseguidas por el Pacto Tripartito han sido siempre las mismas: asegurar el derecho a la vida de los pueblos en los espacios que corresponden a sus fuerzas vivas.

Después de las victorias de los años 1939-40, los pueblos reunidos en la esfera de influencia del Pacto Tripartito y los que se unirán todavía al mismo se elevan a centenares de millones de habitantes. Inglaterra se opone actualmente a la evolución de Europa y del Extremo Oriente, pero esta evolución no puede ser detenida. Inglaterra, que ha desencadenado sin escrúpulos esta guerra y que se ve ahora frente a una catástrofe, hace un último esfuerzo desesperado. Pero su fuerza no es ya suficiente. En realidad, está ya rota. En el año 1941 se aclararán definitivamente las nieblas de la propaganda inglesa. En lugar de los embustes ingleses, ocuparán nuevamente la atención del mundo, en la prinjavera, hechos tangibles y decisivos que asegurarán la victoria de los pueblos jóvenes y sus espacios vitales. En la lucha emprendida entre la juventud y la vejez, será necesariamente la juventud la que obtenga el triunfo que asegure su libertad. El fundamento político de esta libertad y su símbolo será para siempre el Pacto Tripartito.

El momento de la firma.  A la izquierda, Filov, a la derecha, von Ribbentrop.

Seguidamente, un secretario ha dado lectura al protocolo de adhesión que consta de los tres artículos siguientes:

Primero. Bulgaria se adhiere al Pacto Tripartito concertado el 27 de septiembre de 1940 en Berlín entre los Gobiernos de Alemania, Italia y Japón.

Segundo. En virtud de esta adhesión, los representantes que designe el Gobierno búlgaro serán invitados a tomar parte en las deliberaciones de las Comisiones mixtas previstas eri el citado Pacto.
Tercero. El presente protocolo sé añadirá al texto del Pacto Tripartito pasando a formar parte integrante de él. Se redacta en los idiomas alemán, italiano, japonés y búlgaro, y cada copia será considerada como original.

Este protocolo entra en vigor hoy, día de la fecha. Viena, 1 de marzo de 1941.

Después de la firma del documento, el Führer ha celebrado una recepción de estado a la que han asistido los representantes de todas las naciones del Eje. Después, el Führer ha enviado el siguiente telegrama al Rey Boris:

Le pido a su Majestad en este momento en que Bulgaria una vez más ha materializado su solidaridad con Alemanua, Italia y Japón mediante su adhesión al Pacto Tripartito, que acepte mis mejores deseos para el bienestar de Su Majestad y para el próspero futuro de Bulgaria.

Es lebe Bulgarien!
Es lebe der Dreimächtepakt!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada