domingo, 27 de marzo de 2011

Los británicos conquistan Keren 52 días después - 27/03/1941.

Camaradas,

Después de un sinfín de intentos y de haber sido rechazados una y otra vez en la inexpugnable posición italiana de Keren, el General William Platt y sus comandantes, galvanizados por la captura del Fuerte Dologorodoc, llegaron a la decisión de que el ataque definitivo lo lanzarían a través de la propia Garganta Dongolaas. Los británicos tenían el presentimiento que, debido a las ventajas defensivas que proporcionaba la propia geología del terreno, los italianos habrían descuidado sus defensas.

El escenario de los combates.  En rojo, la carretera.  En ajedrezado, la línea de ferrocarril.

De ese modo, durante las noches del pasado 16 y 17 de marzo, ingenieros británicos regresaron al punto de partida e intentaron despejar el tapón de rocas que los italianos habían dispuesto en medio de la carretera. El intento fracasó ante el fuego que se lanzó contra ellos desde las líneas italianas. Sin embargo, la información reunida les dejó claro a los británicos que la clave a la garganta no era el pico Sanchil, sino dos formaciones menores (informalmente conocidas como los Baches de Ferrocarril) que dominaban el montón de rocas que taponaban la carretera y a las que podían llegar con muy poca oposición a lo largo de la línea de ferrocarril desde el túnel que discurría por debajo de Cameron Ridge.

Ingenieros indios trabajan en la reconstrucción de una carretera en Eritrea.

Los británicos planearon un ataque contra los defensores italianos emplazados en la garganta para proporcionar a los zapadores y mineros 48 horas libres de interferencias por parte de fuego de mortero y ametralladora, que emplearían en despejar la carretera. Para este ataque, el General Heath emplearía toda su división al completo, lo que requería que su 10ª Brigada India pudiera reorganizarse tras haber sido vapuleada durante los ataque a Sanchil. El plan consistía en que, una vez despejada la carretera, la 10ª Brigada avanzase al interior de la garganta desde Sanchil mientras la 9ª Brigada (que mantenía la posición de Fuerte Dologorodoc) atacara las tres pequeñas colinas que dominaban el extremo más alejado de la garganta. En ese momento, la 29ª Brigada atacaría el Monte Zeban y el Monte Canabai, situado más al este, el cual se alzaba sobre el propio Keren y protegía la carretera hacia Asmara. Una fuerza de doce tanques Matlida II explotaría la penetración a través de la Garganta Dongolaas deslizándose rápidamente en la retaguardia italiana y atacando sus reservas.

Los preparativos británicos se han prolongado durante varios días y, finalmente, el día 24 justo antes de la medianoche, dos de los batallones emplazados en Fuerte Dologorodoc han bajado para conquistar las colinas bajas que dominan la Gaganta según lo planeado. Uno de los batallones ha tomado su objetivo sin oposición, pero el otro batallón se ha encontrado con una fuerte oposición por parte de tropas italianas bien atrincheradas. Sin embargo, para las 07:30 de la mañana las tres colinas han caído y las defensas italianas en el lado sudoriental de la garganta han quedado silencidos.

Morteros indios en acción.

Mientras tanto, a las 03 de la madrugada del 25 de marzo, dos batallones de la 10ª Brigada India han iniciado su avance desde su refugio en el túnel de ferrocarril, que los zapadores y mineros se habían encargado de despejar en un esfuerzo adicional, hacia el interior de la garganta. Un bombardeo de artillería por parte de un centenar de cañones caía sobre las montañas Sanchil situadas encima, protegiendo el avance británico de cualquier fuego defensivo desde esta posición elevada y garantizándoles además el elemento sorpresa, puesto que la atención de los italianos se ha centrado en Sanchil y no en el ataque a través de la propia garganta. Entonces, un tercer batallón británico ha avanzado hacia el interior de la garganta. Para las 05:30 de la madrugada, la mayoría de los objetivos habían sido capturados y los italianos ya no mantenían ninguna posición desde la que poder dirigir fuego contra la Garganta Dongolaas.

Keren, el asalto final.

Los zapadores y mineros han continuado sus trabajos en la carretera mientras las batallas en los riscos Sanchil y Dologorodoc se recrudecían. Al mediodía de ayer, día 26 de marzo, han conseguido finalizar la reconstrucción de la carretera. La suerte está echada.

Con las primeras luces de hoy, la artillería británica ha abierto fuego contra los Montes Zeban y Falestoh. Una brigada al completo ha lanzado su asalto a las 04:30, sólo para encontrarse con que los defensores italianos se han retirado. Los británicos han capturado las dos montañas sin resistencia.

Los británicos llegan a Keren al fin.

En realidad, la posición italiana es ya insostenible. Con las primeras luces, unidades de la RAF han informado que los italianos se baten en retirada hacia Asmara. Los Granaderos de Saboya y los Bersaglieri situados en el risco Sanchil han mantenido sus posiciones y se han rendido después de entablar una resistencia que pasará a los anales de la historia militar. A las 10:30 de la mañana los británicos han entrado en Keren y a continuación se han lanzado a la carrera hacia Asmara.

Es lebe Italia!
Viva il Duce!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada