jueves, 17 de marzo de 2011

Alemania pierde a los ases de U-Boot Joachim Schepke y Otto Kretschmer – 17/03/1941.

Camaradas,

Si ayer recordábamos a los héroes del Reich, hoy tenemos que lamentar la pérdida de dos de los más grandes que han luchado por Alemania en esta guerra: Joachim Schepke y Otto Kretschmer; el primero muerto y el segundo capturado.

Joachim Schepke entrega un U-Boot de juguete a un futuro U-Boot Kommandant.

Todo ha sucedido durante el combate frente al HX 112, un gran convoy británico que partió de Halifax, Canadá, el pasado 1 de marzo con destino Liverpool. Sus 41 buques mercantes transportan materiales de guerra vitales para el esfuerzo de guerra británico, incluyeno varios buques cisterna cargados de combustible. Debido a la importancia de la carga de transporta, cuenta con una nutrida escolta compuesta por dos destructores, el HMS Walker y el HMS Vanoc además de dos corvetas. Al llegar a los Western Approaches, otros dos destructores procedentes del Reino Unido se han incorporado al convoy, entre ellos el HMS Scimitar, elevando su escolta a seis buques de guerra.

Hace dos días, el 15 de marzo, el Convoy HX 112 fue avistado por el sumergible U-110 al mando de Fritz-Julius Lemp, quien de inmediato envió un informe de avistamiento y comenzó a perseguir al convoy. A lo largo del día se le unieron otros cuatro U-Boote; el U-99 de Otto Kretschmer, el U-100 de Joachim Schepke, el U-37 de Nicolai Clausen y el U-74 de Eitel-Friedrich Kentrat.

El Korvettenkapitän Otto Kretschmer fotografiado en la intimidad de su camarote.

El ataque comenzó durante la noche del 15 al 16 de marzo. El U-100 logró torpedear a un buque cisterna, que estalló en llamas y, aunque no llegó a hundirse, perdió gran parte del combustible que transportaba. El resto de ataques de los submarinos resultaron fallidos o fueron frustrados por la escolta.

Pero la manada no ha cejado en su empeño y, después de perseguir durante todo el día de ayer al convoy, ha lanzado un nuevo ataque a medida que ha caído la noche del 16 al 17 de marzo.

El sumergible U-100 al mando del Kapitänleutnant Joachim Schepke condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble, que hasta el día de hoy había hundido 26 buques enemigos a lo largo de 14 patrullas por un total de 137.819 toneladas, ha sido avistado por el destructor HMS Scimitar mientras intentaba situarse en posición de ataque y se ha visto obligado a sumergirse.


La tripulación del U-100 al completo.

El HMS Scimitar ha alertado a los destructores HMS Walker y HMS Vanoc, que han procedido a cazar al escurridizo intruso de manera sistemática. Finalmente, algunas de las cargas de profundidad del HMS Vanoc han explotado demasiado cerca del U-100 haciendo que éste se precipite hacia el fondo. El U-Boote ha alcanzado los 750 pies de profundidad, mucho más de lo que ningún sumergible había llegado nunca. Schepke, temiendo que la excesiva presión causara la implosión del casco, ha hecho estallar todos los tanques de lastre y ha emergido a la superficie. A 1.000 yardas de distancia, el HMS Vanoc ha localizado al U-100 y se ha lanzado directo contra él. A las 03:18 de la madrugada se ha producido la colisión que ha matado a Joachim Schepke y a 38 miembros de su tripulación. Ha habido 6 supervivientes que han caído en manos británicas.

Joachim Schepke durante un discurso que impartió el mes pasado en el Sportpalast Berlín a miles de estudiantes alemanes sobre las virtudes de la vida militar.  Nacionalsocialista declarado y comprometido, en su libro escrito en otoño de 1940:  “U-Bootfahrer von heute : Erzählt und gezeichnet von einem U-Boot-Kommandanten” (U-Boot hombres de hoy: Escrito por un Comandante de U-Boot), ilustrado con sus propias pinturas, queda de manifiesto su ideología.  En la muerte, como en la vida, es un ejemplo a seguir para la juventud alemana.

El sumergible U-99 al mando del Korvttenkapitän Otto Kretschmer condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con Hojas de Roble y Espadas, que hasta el día de hoy había enviado al fondo del mar a 38 buques enemigos durante sus 16 patrullas en la mar por un monto de 244.749 toneladas, ha iniciado su ataque contra el convoy HX 112 a las 22:00.  Tras lograr infiltrarse al interior del convoy por el norte, ha logrado hundir a cinco mercantes británicos incluidos cuatro buques cisterna con una única salva de torpedos.  Después, ha logrado hundir a un sexto carguero y se ha retirado.

La tripulación del U-99.

Sin embargo, a la 01:30 de hoy, el destructor HMS Walker ha localizado mediante su equipo de sónar al U-99. El HMS Walker ha dejado al HMS Vanoc lanzando cargas de profundidad mientras él mismo ha acudido a rescatar del agua supervivientes de los mercantes hundidos. A las 03:43 el U-99 ha resultado alcanzado para sorpresa de los británicos, que no esperaban encontrarse con otro U-Boote tan cerca del que acababan de hundir. El U-99 se ha visto obligado a emerger y la tripulación ha abandonado el buque, aunque sus ingenieros han vuelto a entrar para asegurarse de que el sumergible se hundiría y no seria capturado. 40 de los 43 tripulantes, incluido el propio Otto Kretschmer, han sobrevivido y caído en manos británicas.

Kretschmer en el puente de su U-Boot.

Nuestros héroes han´caído mordiendo, como no podía ser de otra forma, y el Convoy HX 112 ha tenido que lamentar la pérdida de seis buques con 50.000 toneladas de desplazamiento.

Es lebe Deutschland!
Joachim Schephe, ruhe in Frieden!
Otto Kretschmer, Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada