lunes, 26 de abril de 2010

Nueva derrota británica - 26/04/1940.

Camaradas,

El nuevo día ha traído consigo la reanudación del combate en Kvam. A primera hora de la mañana la Wehrmacht ha desatado un nutrido fuego de artillería contra las posiciones británicas. Luego, a las 6:30, un batallón alemán se ha lanzado sobre su flanco izquierdo. Al tercer intento hemos logrado sobrepasarlo, alcanzando la llanura superior.

Entorno de la localidad de Kvam, escenario del combate.

A las 11 de la mañana el mismo batallón alemán ha lanzado un nuevo ataque y ha rebasado el flanco de la compañía británica más adelantada, lo que ha dejado amenazada la posición de una segunda compañía situada una milla más atrás.

Los ingleses han recibido todo el peso del ataque de la Wehrmacht, que en esta ocasión ha recibido el apoyo de la Luftwaffe, que ha atacado con fuego de ametralladora a baja altura y bombas, además de grupos adicionales de artillería. La lluvia de acero ha mantenido a los británicos en el fondo de sus improvisadas trincheras, permitiendo a la infantería alemana acercarse hasta sus posiciones y emplazar nidos de ametralladora a corta distancia.

Ametralladora alemana abre fuego contra el enemigo.

Hacia el mediodía se ha abierto una brecha en el centro inglés, que nuestros enemigos han logrado mantener a duras penas hasta que una ametralladora germana ha sido emplazada en un punto alto dominando la carretera de entrada al pueblo. Los ingleses, desesperados, han contraatacado con dos blindados que han sido destruidos al cabo de pocos minutos por nuestra artillería antitanque.

Llegado este punto, el estado de la posición británica no se puede calificar de otro modo que de precario. Nuestras tropas han conseguido infiltrarse por varios puntos y amenazado con separar a las diversas unidades enemigas. Las tropas alemanas han avanzado por el flanco izquierdo a través de una carretera secundaria y británicos han tenido que recurrir a esquiadores noruegos voluntarios para mantenerlos a raya.

Tropas alemanas, bajo fuego enemigo.

Finalmente, a las 5 de la tarde, el General Bernard Paget ha dado la orden de retirada a una línea de retaguardia. Los ingleses tenían pensado iniciar la retirada a las 11 de la noche, pero nuestras tropas han incendiado el bosque cercano y obligado a los británicos a abandonar Kvam apresuradamente en dirección norte, hacia Kjörem.

¡La victoria es nuestra!

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada