domingo, 25 de abril de 2010

Combates en Kvam – 25/04/1940.

Camaradas,

Los primeros destacamentos de la 15ª Brigada de Infantería británica desembarcaron de cruceros y destructores en los puertos de Molde y Åandalsnes durante la noche del día 23 de abril. El propio Comandante de la Sickleforce, el General Bernard Paget, forma parte de la unidad.

Tropas británicas desembarcan en Åandalsnes.

Los 3.800 hombres de la Brigada, enviada apresuradamente para remediar el desastre que la 148ª Brigada ha sufrido en Tretten, se compone de tres batallones del ejército regular. Uno de ellos ha servido en Palestina hasta 1939 y tiene experiencia en combates en terrenos montañosos. De hecho, la 15ª Brigada ha sido entrenada para luchar en cualquier sitio… excepto en las profundas nieves de Noruega.

A pesar de carecer casi por completo de cobertura aérea, la fuerza británica ha partido de inmediato en ferrocarril a través de Dombås hacia el valle del Gudbrandsdal, donde ha tomado posiciones en la localidad de Kvam, 35 millas al sur de Dombås.

Localidad de Kvam, vista desde un punto al norte de la iglesia.

Las fuerzas alemanas, después de dislocar la oposición británica en Tretten el pasado 23, han continuado su ascenso imparable hacia el norte a través de los valles del Österdal y del Gudbrandsdal. Los británicos se han aprestado para el encuentro en Kvam.

La vía de ferrocarril y la carretera hacia el norte por la que los británicos han esperado la llegada de nuestras tropas discurren a lo largo de la orilla occidental del río y de un abrupto meandro al final del cual la carretera se sumerge en el pueblo de Kvam. Las faldas de la montaña por este lado se encuentran salpicadas de granjas y el lado más alejado parece cortado a pico.

Posición defensiva inglesa en Kvam.

El jefe de Brigada Smyth ha situado su Cuartel General en el centro del pueblo a cierta distancia de la iglesia y ha dispuesto sus dos compañías más adelantadas cubriendo la carretera. Ahí han aguardado las fuerzas alemanas que habían aniquilado la 148ª Brigada en Tretten y sus presumibles refuerzos. De hecho, la Wehrmacht avanza con siete batallones de infantería, incluyendo uno de tropas de montaña y dos baterías de artillería así como un batallón de ametralladores motorizado y unidades menores que, a pesar de la estrechez de las carreteras, el deshielo y los puentes destruidos, suponen un reto inabarcable para los bisoños británicos.

Una columna alemana, encabezada por un tanque medio un tanque ligero y un vehículo motorizado, ha llegado finalmente a Kvam hacia las 11:30 de la mañana. El fuego de un cañón antitanque inglés los ha hecho detenerse, pero la infantería alemana se ha desplegado en seguida a ambos lados de la carretera y sus cañones de apoyo han entrado rápidamente en acción, ocasionándoles a los británicos importantes bajas. Para las 4 de la tarde una de las compañías británicas adelantadas, habiendo perdido cuatro oficiales y ochenta y cinco soldados, ha sido forzada a retroceder media milla donde una segunda compañía se hallaba apostada.

Tropas de montaña alemanas se abren paso.

Las tropas alemanas han tratado de rebasar esta segunda posición pero los ingleses, bien atrincherados, han conseguido resistir y hacia las 5:30 de la tarde una nueva compañía inglesa los ha reforzado, permitiéndoles mantener y reorganizar sus posiciones hasta el anochecer.

Mañana será un nuevo día. Mañana, ¡Inglaterra caerá!

England wird fallen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada