sábado, 24 de abril de 2010

Combates por tierra, mar y aire - 24/04/1940.

Camaradas,

Los portaaviones británicos HMS Glorious y HMS Ark Royal han llegado hoy a Noruega tras un largo viaje desde el Mediterráneo, uniéndose al solitario HMS Furious y su incompleta dotación aérea. Los ingleses se las prometen ahora muy felices ya que estos portaaviones, que se encuentran situados en los sectores de Trondheim y Åndalsnes, permitirán que sus tropas tengan algo parecido a cobertura aérea. Sin embargo, los británicos han situado a los portaaviones lejos de la costa por miedo a la Luftwaffe, por lo que sus aviones tendrán que efectuar largos vuelos de ida y vuelta a las zonas de combate.

El HMS Ark Royal con su dotación de “modernos” biplanos más propios de la anterior guerra.

Por otro lado, el crucero británico HMS Curacoa ha sido averiado gravemente hoy por la Luftwaffe, que le ha hecho encajar una bomba justo bajo el puente que le ha provocado importantes daños, cuarenta y cinco muertos (incluido su capitán) y treinta y seis heridos.

Operaciones en Noruega central.

Mientras tanto, en tierra, el General von Falkenhorst ha decidido que la división de Pellengahr puede ahora ser desviada de la ruta hacia Trondheim y enviada en su lugar a Åndalsnes para completar la destrucción de las fuerzas británicas desembarcadas. La conexión de las tropas desembarcadas en Oslo con la guarnición de Trondheim será ahora responsabilidad del Coronel Hermann Fischer, quien se abre camino por el valle del Østerdal con tres batallones de infantería, dos batallones de artillería, un batallón de ingenieros y algunas unidades blindadas y motorizadas.

Sie leben unsere Waffen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada