sábado, 3 de abril de 2010

El Gran Señor de la Guerra - 03/04/1940.

Camaradas,

Tras el cambio de gobierno en Francia ahora es Inglaterra la que modifica su Gabinete. En realidad, un intercambio de sillas. Hay cambios en las carteras de Comercio Exterior, Educación, Aire, Abastecimientos y Comercio, siendo el más importante de todos ellos el que ha hecho que Churchill pase a presidir el Comité de Defensa Ministerial, a resultas de la dimisión del Almirante de Flota Lord Chatfield como Ministro para la Coordinación de la Defensa. El nuevo nombramiento de Churchill supone un significativo aumento de sus responsabilidades, dado que además mantiene su puesto de Primer Lord del Almirantazgo.

Churchill, ascendido de “Señor de la Guerra” a “Gran Señor de la Guerra.”

Este nombramiento de Churchill como "Superministro" que pone bajo su control el Ejército, la Marina y el Aire es una consecuencia lógica del rumbo de urgencia que el Primer Ministro francés Reynaud ha querido dar a la guerra y como una operación política parecida a la francesa para colocar en los más importantes puestos del Gobierno a los más destacados e irreconciliables enemigos del Reich.  No esperábamos otra cosa de unos gobiernos como los de los Aliados, tan necesitados de dar una sensación de actividad y de energía a los que en el interior, lo mismo que en el exterior, se impacientan por su falta de iniciativa y por su escasa capacidad de reacción ante los contratiempos sufridos en lo que va de guerra.

Nuestro eficiente Servicio de Información nos ha permitido saber que una de las primeras iniciativas de Churchill han sido sacar adelante los planes para intervenir en Noruega seis meses después de que lo propusiera por primera vez como una manera de explotar la teórica superioridad naval británica.  Al parecer, Chamberlain ha dado hoy el visto bueno que antaño negara. Inglaterra se apresta a invadir Noruega pero, ¿llegará a tiempo? Como el mismo Hermann Goering ha dicho hoy mismo en un discurso a la Juventud Hitleriana:

Hermann Göring, con la juventud.

El pueblo alemán ha entrado en lucha con la confianza firme y la voluntad inquebrantable de obtener la victoria. Lo mismo que el pueblo alemán salió triunfador de su lucha interna, vencerá también contra sus enemigos de ahora y obtendrá su grandeza definitiva. Los enemigos del Reich saben ya lo que significa luchar contra Alemania. La incomparable victoria de Polonia y los éxitos obtenidos en la campaña contra Inglaterra y Francia demuestran que el Ejército alemán actúa con dureza por tierra, mar y aire.

En estos momentos, las primeras tropas alemanas están embarcadas rumbo a Noruega.  Los buques de suministro destinados a Narvik navegan disfrazados como buques mercantes.  Durante los próximos días zarparán 26 mercantes con 8.100 toneladas de suministros militares, 2.660 vehículos y 1.600 caballos, además de cuatro petroleros con combustible para los buques de guerra que transportarán la fuerza de invasión.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada