sábado, 10 de abril de 2010

Noruega no se rinde - 10/04/1940.

Camaradas,

La resistencia ofrecida ayer en Oslo ante la fuerza de invasión de la Wehrmacht que impidió que la ciudad fuera capturada a primera hora de la mañana permitió que la mayor parte del Gobierno noruego y la Familia Real pudieran abandonar Oslo a bordo de un tren especial que los condujo primero a Hamar y después a Elverum.

En Elverum, el Parlamento aprobó con unanimidad la resolución denominada Elverumsfullmakten que concedía a los miembros del Gabinete presentes plenos poderes para organizar la defensa hasta que el Storting (Gobierno Noruego en Oslo) pudiera reunirse de nuevo.

Vidkun Quisling.

Hoy, el Embajador alemán Curt Bräuer ha solicitado una reunión con el Rey Haakon VII. El diplomático ha pedido a los noruegos que depongan su resistencia y al Rey que nombre Primer Ministro a Vidkun Quisling, quien se proclamó como tal la tarde de ayer a través de la radio de Oslo.

Aunque la Constitución de Noruega nominalmente concede al rey la responsabilidad para hacer tal tipo de decisiones, en la práctica casi todas las decisiones principales las toma el Gobierno en su nombre.

En una reunión emotiva en Nybergsund, el Rey ha informado del ultimátum alemán al Gabinete en los siguientes términos:

El Rey de Noruega Haakon VII.

Me siento profundamente afectado por la responsabilidad que caería sobre mí si la demanda alemana fuera rechazada. La responsabilidad por las calamidades que caerán sobre la gente y el país es tan grave que temo tomarla. Reside en el Gobierno la decisión, pero mi posición es clara.

Por mi parte no puedo aceptar las demandas alemanes. Entrarían en conflicto con todo lo que he considerado es mi deber como Rey de Noruega desde que vine a este país hace casi treinta y cinco años.

No puedo nombrar ningún Gobierno encabezado por Quisling porque no conozco a la persona ni el Storting tiene confianza en él. Sin embargo, si el Gabinete siente que debería ser de otra manera, yo abdicaré para no interponerme en la decisión del Gobierno.

Tras estas palabras, el Gobierno unánimemente ha aconsejado a Haakon no designar ningún Gobierno encabezado por Quisling. En pocas horas, ha telefoneado su negativa a Bräuer. Por la noche, la NRK ha retransmitido la negativa del Gobierno al pueblo noruego. En la misma retransmisión, el Gobierno ha anunciado que resistirán el ataque alemán tanto como sea posible y expresado su confianza de que los noruegos prestarán su apoyo a la causa.

Noruega, por tanto, ha escogido la senda del dolor y de la sangre.  Hágase así su voluntad!

Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada