martes, 17 de agosto de 2010

Bloqueo total de las Islas Británicas - 17/08/1940.


Camaradas,

Los últimos días en la Batalla de Inglaterra han sido frenéticos. Las tripulaciones han permanecido activas desde primera hora y han debido trabajar sin descanso hasta bien entrada la noche. Por eso, a pesar de que el día de hoy ha amanecido como una perfecta jornada de verano, con poco viento y cielo sin nubes, la Luftwaffe no ha programado ninguna operación de envergadura y salvo algunas misiones de reconocimiento, no ha habido ninguna actividad. Los operadores de radar británicos, ante la ausencia de señales en sus pantallas, han comenzado a sospechar que los mástiles de sus receptores han sido saboteados.

Pilotos de la Luftwaffe disfrutan del día soleado.  No obstante, la disciplina se mantiene y no se olvidan de limpiar sus armas.

Una de las decisiones más significativas que ha tomado hoy la Luftwaffe consiste en haber decidido retirar en breve a los valiosos Stukas de la fuerza de ataque contra Inglaterra. Estas impresionantes armas que tan buenos servicios han prestado y sin duda seguirán prestando, han demostrado ser muy vulnerables en los combates contra los cazas ingleses y, por ello, la Luftwaffe confiará los ataques sobre Inglaterra a sus bombarderos más pesados y mejor protegidos.

El Führer ha aprovechado el día de hoy para emitir un documento muy ilustrativo acerca del “Bloqueo Total de las Islas británicas”, con el siguiente contenido:

"Churchill y sus materias primas." 

Hoy la fortaleza asediada ya no es Alemania, sino Gran Bretaña. El frustrado bloqueo de hambre que los británicos intentaron llevar a cabo contra las mujeres y niños alemanes se opone ahora al bloqueo total que Alemania se dispone a imponer a las Islas británicas y que aquí se anuncia.

Alemania está convencida de que el anuncio de un bloqueo total de las Islas británicas representa un nuevo paso decisivo hacia la conclusión de la guerra y la eliminación de los dirigentes británicos que son responsables de ella.
 
Guerra submarina en torno a Inglaterra desde septiembre de 1939 hasta mayo de 1940.  Un juego de niños con respecto a lo que espera a Inglaterra a partir de ahora.

En las aguas de Inglaterra, la guerra en el mar ha comenzado ahora con total violencia. Todo el área está infestada de minas. Los aviones atacan todos los barcos. Todos los barcos neutrales que naveguen en estas aguas en el futuro se arriesgan a ser destruidos. El Gobierno del Reich declina toda responsabilidad, en el futuro, por cualquier daño en que puedan incurrir los barcos de cualquier tipo o los individuos en el interior de esta aguas, sin que haya excepciones.

Alemania está convencida de que la definitiva eliminación de la actual piratería británica brindará un servicio de importancia histórica no sólo a Europa, sino también a todos los estados neutrales del mundo.

Con gran previsión, el Ministro de Propaganda Joseph Goebbels, consciente de que tarde o temprano los ingleses dejarán de trivializar los ataques aéreos alemanes y emplearán una nueva táctica: intentar conmover la fibra del sentimiento humanitario para “despertar la conciencia mundial”, para lo cual exhibirán mujeres embarazadas, ancianos, etc, víctimas de los bombardeos para que sea examinadas. Para adelantarse a esta predecible circunstancia, Goebbels ha ordenado a los señores Fritsche y Bohmer de su Ministerio que tengan listo el material con el que contraatacar a la propaganda británica.

Gott straffe England!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada