lunes, 30 de agosto de 2010

La Luftwaffe machaca los aeródromos británicos - 30/08/1940.

Camaradas,

El tiempo mejora sobre Gran Bretaña, lo que presagia un día de pesadilla para la RAF.

10:30. Tres grupos distintos de Heinkels He 111 con unos 120 aparatos se acercan a Inglaterra a 14.000 pies de altitud. Un pequeño grupo de Bf 109s los escolta de cerca, con otro grupo mucho mayor que vuela 10.000 pies por encima. La primera vez que la Luftwaffe emplea esta táctica.

¡Hacia la Victoria!

10:50: Los ingleses envían 9 escuadrones de cazas en dos oleadas para intentar contener a las tres formaciones. Un escuadrón de la RAF compuesto de pilotos novatos se encuentra con los primeros Heinkels y decide atacar, a pesar de las advertencias de sus mandos de que esperen a los escuadrones más experimentados.

Uno de los pilotos ingleses se lanza de cabeza contra un Heinkel. Conocía esta forma de ataque pero nunca la había intentado antes. Le habían contado que los bombarderos alemanes se desvían en el último momento y rompen la formación. Pero esta vez no sucede así y el Heinkel, mucho más pesado, destroza el Hurricane.

11:15: Otra formación de más de 40 He 111s y 30 Do 17s escoltados por un centenar de Bf 109s y Bf 110s se aproxima a la costa. Los ingleses ponen en alerta a 16 escuadrones.

Los Hurricanes y Spitfires se pierden entre las masas de aviones que envía la Luftwaffe.

11:45: Esta segunda oleada de la Luftwaffe es interceptada por la RAF, que no ha puesto en liza a demasiados escuadrones todavía y no consigue detener a los bombarderos. Para cuando nuevos escuadrones de caza británicos han despegado, la formación de bombardeos ya ha sobrepasado Kent y se dirige a Londres. Los bombarderos se dividen en dos formaciones que se dirigen a sendas bases áreas. Dondequiera que se mire sobre el cielo de Kent, Surrey o el Sur de Londres, no se ve otra cosa que bombarderos y cazas en combate y rastros de humo blanco. Para los ingleses, parece como si Alemania hubiera enviado a toda la Luftwaffe.

12:00: Los escuadrones británicos están enzarzados con la primera y segunda oleadas de bombarderos, cuando nuevas formaciones cruzan el Canal hacia la costa de Kent. Los ingleses mandan al aire todo lo que les queda.

Aeródromo de Kenley, cubierto de humo. Obsérvese el Spitfire aparcado. Fotografía tomada desde un Dornier Do 17.

12:15: El aeródromo de Biggin Hill vuelve a ser alcanzado por las bombas. Los ingleses no han detectado a los Ju 88 que se acercaban por el sur. Un hangar es destruido y el sistema telefónico inutilizado. Kenley es golpeado igualmente, con muchos edificios alcanzados y aviones en tierra destruidos. Los ingleses combaten desesperadamente, y se da el caso de otro Hurricane que colisiona contra un bombardero Heinkel. También son alcanzados los aeródromos de Croydon y Detling.

13:15: La mayoría de los He 111s, Do 17s y Bf 109s emprenden el camino de regreso a casa, cuando una nueva oleada de bombarderos atraviesa el Canal en tres formaciones separadas diez minutos entre sí. Cada formación se dirige a diferentes objetivos al alcanzar la costa inglesa y atacan los aeródromos de Hawkinge y Manston. Los Hurricanes se enfrentan al nuevo caza alemán He 113 por primera vez.

16:00: Nuevas oleadas de bombarderos se dirigen a Kent. Los escuadrones ingleses, que llevan combatiendo ininterrupidamente desde las 10:30 de la mañana, son enviados de nuevo a interceptar a la Luftwaffe.

El aeródromo de Biggin Hill, machacado. Marcado con "1", edificios y hangares. Marcado con "11", las pistas.

18:00: Biggin Hill es bombardeado por segunda vez en el día de hoy y queda totalmente desmantelado. Nueve bombarderos Ju 88 logran atravesar las defensas británicas y coger por sorpresa a todos con un ataque en vuelo rasante en el que sus bmbas de 1.000 libras siembran el caos. Quedan destruidos el patio de transporte, los almacenes, el arsenal, las cantinas de oficiales y suboficiales, otro hangar (además de los dos destruidos en el ataque anterior) y las líneas de teléfono, gas y agua. Treinta y nueve muertos quedan sobre Biggin Hill. El aeródromo de Detling también es atacado, recibiendo el impacto de al menos cincuenta bombas altamente explosivas. Los depósitos de combustible son alcanzados y estallan, el cable principal de suministro eléctrico es arrancado de cuajo y los edificios se quedan sin electricidad. Con los hangares y las pistas llenas de cráteres, el aeródromo va a quedar fuera de servicio durante muchas jornadas.

Durante la noche, más de 130 Ju 88s y He 111s de la Luftflotte 3 efectúan un ataque sobre la ciudad de Liverpool. Do 17s y He 111s atacan Londres y Portsmouth, además de Manchester, Worcester y Bristol. En un ataque inesperado, la Fábrica de Motores Vauxhall es alcanzada, resultando más de 50 personas muertas.

Caos en los aeródromos británicos: una constante de estos días.

Uno de los peores días para la RAF, que ha perdido 39 aviones, con más de 50 miembros del personal de tierra muertos y 30 gravemente averiados. Unos 200 civiles han perecido en los ataque aéreos y las estaciones de radar de Pevensey, Beachy Head y Foreness han recibido cuantiosos daños. El aeródromo de Biggin Hill ha quedado inoperativo y los británicos han debido transferir el control del sector a Hornchurch.

Por el otro lado, la Luftwaffe ha perdido 41 aviones. Una vez más, los ingleses llevan a cabo patéticos ataques aéreos nocturnos contra el continente, enviando unos 80 bombarderos Ampren, Wellington y Whitley contra ciudades holandesas y belgas. Berlín vuelve a ser atacada. Los ingleses pierden cuatro bombarderos en estos ataques.

Por otro lado, en Viena tiene lugar una conferencia de paz organizada por Alemania para poner fin a las disputas territoriales que tienen lugar entre Rumanía, Hungría y Bulgaria. Como ya se adelantó el pasado 21 de agosto, el Reich, obligado a mediar ante un posible conflicto bélico en los Balcanes, convenció a Rumanía de la necesidad de que cediera parte de Transilvania a Hungría y parte de Dobruja a Bulgaria. Resignado, el Ministro de Asuntos Exteriores rumano ha firmado el documento, sabedor de que el futuro le depara grandes compensaciones.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada