lunes, 26 de julio de 2010

El Führer con el Primer Ministro rumano en el Berghof - 26/07/1940.

Camaradas,

El Führer vuelve a retirarse al Berghof para disfrutar de algunos días de vacaciones en los Alpes aunque sin desentenderse de sus obligaciones como Canciller. Sin ir más lejos, hoy por la tarde el Führer recibe al Primer Ministro rumano Ion Gigurtu y a su Ministro de Asuntos Exteriores Mihail Manoilescu.

Ion Gigurtu sabe dónde encontrar a sus amigos.

Los tres hombres han discutido el espíritu de las relaciones de amistad existentes entre Alemania y Rumanía. El Führer le ha recomendado a la comitiva rumana, como ya hiciera al Rey Carol a través de una carta, que dado a la coyuntura existente actualmente satisfaga las exigencias de Hungría mediante propuestas y negociaciones. De cara al futuro, sin embargo, el Führer le ofrece a Rumanía no solo un acuerdo favorable a sus intereses territoriales, sino también una extensión de la garantía alemana a la totalidad del estado rumano, incluyendo la posibilidad de que la Wehrmacht se encargue de garantizar su seguridad e integridad territorial.

Además de sus compromisos políticos, en el Berghof el Führer también encuentra tiempo para sus seres queridos.  Aquí, con una de las hijas del matrimonio Goebbels.

Después de la ejemplar derrota que las fuerzas combinadas de la Luftwaffe y de la Kriegsmarine infringieron ayer a los ingleses en el estrecho de Dover, el Almirantazgo británico ha ordenado que ningún barco atraviese dicho estrecho durante las horas del día.

De nuevo, un día de malas noticias para los convoys ingleses. El submarino U-34 ha atacado al Convoy OB-188 y hundido dos de sus buques, el Accra y el Vinemoor.

Es lebe Romania!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada