sábado, 10 de julio de 2010

Comienza la Batalla de Inglaterra – 10/07/1940.

Camaradas,

Hoy ha dado comienzo la primera fase del ataque de la Luftwaffe contra las Islas Británicas con el objetivo de interrumpir el tráfico naval aliado a través del Canal de la Mancha. Una fuerza de bombardeos del KG2 y dos grupos de Stuka son puestos al mando del Geswader-Kommodore del KG2, el Oberst Johannes Fink, que es nombrado Kanalkampfführer. 20 bombarderos ligeros Dornier Do 17 bombardean un convoy a la altura de Dover. 

Formación de bombarderos Do 17.

Los Supermarine Spitfires y Hawker Hurricanes, advertidos por el sistema de radares RDF, se enzarzan con los alemanes en una encarnizada batalla aérea. El fuego de ametralladoras puede ser escuchado claramente desde las poblaciones costeras. La RAF pierde seis aparatos por sólo dos la Luftwaffe.  Los cronistas ingleses señalan esta acción como el inicio de la Batalla de Inglaterra. A pesar de los esfuerzos ingleses, los bombarderos alemanes logran alcanzar a un buque del convoy. A esta parte de costa inglesa se la empieza a conocer ya como la “esquina del Infierno” (Hellfire corner). 

Un Dornier acosado por un Hurricane inglés.

Varios grupos de bombarderos alemanes (hasta un total de 70 aparatos) atacan los puertos de Swansea y Falmouth y convoys en el Canal de Bristol.

En el Mar del Norte, a la altura de Great Yarmouth, el buque de transporte SS Waterloo es hundido por bombardeos de la Luftwaffe volando a gran altitud, que en un alarde de precisión logran alcanzar al pequeño buque con dos de seis bombas.

El U-34 ha hundido al mercante Petsamo tras alcanzarle en la sala de máquinas con un torpedo y partirlo en dos, a algunas millas de la costa irlandesa. El submarino ha requerido seis horas para situarse en una posición de ataque favorable.

El carguero británico Alwaki, integrante del Convoy OA-179, ha sido alcanzado por dos torpedos disparados desde el submarino U-61 a 200 metros de distancia. Los torpedos han penetrado en el casco sin estallar, pero las vías de agua abiertas han bastado para hundir al buque.

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada