viernes, 5 de febrero de 2010

Planes aliados en Escandinavia - 05/02/1940.

Camaradas,

El Consejo Supremo de Guerra de la alianza franco-británica ha celebrado hoy una reunión en París, la quinta desde el inicio del conflicto y la primera a la que asiste el Primer Lord del Almirantazgo Winston Churchill, invitado por su sátrapa Chamberlain.  A través de nuestro eficiente Servicio Secreto hemos sabido que dicho Consejo ha tratado, principalmente, la intervención en Escandinavia.  Los británicos han rechazado la propuesta francesa de enviar una fuerza expedicionaria aliada compuesta por dos brigadas a Finlandia a través de Petsamo, alegando que "sería una provocación a la Unión Soviética".  Sin embargo, todos se han mostrado de acuerdo en hacerlo a través de la ruta que discurre a través de Noruega y Suecia. Planean comenzar con desembarcos en Narvik y otras tres ciudades noruegas en torno al 20 de marzo. Confían en la permisividad de los gobiernos noruego y sueco y no piensan hacer nada para mantener la neutralidad de estos. 

Finlandia obtendrá ayuda franco-británica con la condición de que se le permita paso libre a través de las neutrales Noruega y Suecia en lugar de la ruta normal de Petsamo.

Si los comparamos con la meticulosa planificación que el Reich ha llevado a cabo para prepararse ante una posible intervención en Escandinavia, estos preparativos por parte de los aliados son vagos e irresolutos. En realidad, el pretexto de acudir en ayuda de Finlandia es muy poco convincente, tanto, que resulta falso. Cualquiera con dos dedos de frente entenderá que su verdadera intención es volcar la mayor parte de sus esfuerzos en detener el flujo de mineral de hierro sueco a Alemania. Finlandia se la trae al pairo y lo único que pretenden es hacerse con el control de los distritos mineros suecos de Kiruna y Malmberget.

Nuestro Servicio Secreto sabe que esta intervención forma parte de un plan más amplio desarrollado por el Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, poco después de la invasión de Polonia.

El ogro inglés devora todo lo que cae en su mano.

La primera parte del plan aliado consiste en minar las aguas entre Noruega y sus islas para evitar el tráfico de buques mercantes alemanes cargados de hierro de alta calidad sueco a través de aguas neutrales noruegas. Los británicos suponen que esto provocará una respuesta alemana en Noruega, que a su vez les permitirá a ellos ejecutar la segunda parte de su plan y ocupar Noruega.

Lo que nuestros enemigos parecen ignorar es la inteligencia de nuestros líderes y la audacia de nuestras armas.

Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada