viernes, 26 de febrero de 2010

Batalla de tanques - 26/02/1940.

Camaradas,

La situación en la Guerra de Invierno es cada día peor para los finlandeses. El frente se aproxima peligrosamente a la ciudad de Viipuri donde, a escasos kilómetros al sudeste de la misma, el saliente de Honkaniemi amenaza con convertirse en un puente soviético hacia la toma de la segunda ciudad más grande de Finlandia tras Helsinki.

La 23ª División finlandesa, tras haber recibido refuerzos en forma de tropas y tanques (la recién llegada cuarta compañía blindada con 13 Vickers de 6 toneladas al mando del Coronel Voldemar Oinonen) ha lanzado hoy un contraataque destinado a destruir dicho saliente al este de Naykkijärvi. El empleo de tanques finlandeses en un ataque contra una posición soviética defendida así mismo por blindados ha llevado a la que hasta la fecha ha sido la única batalla de tanques en la Guerra de Invierno.

Vickers británicos en el Ejército finlandés, armados con cañón antitanque de 37 mm.  ¿Cómo os habéis fiado de esas cafeteras inglesas, camaradas?

La ofensiva se ha llevado a cabo, tras algunos incidentes y retrasos, a las 7:15 de la mañana. Los soldados soviéticos de la 84ª División, apoyados por tanques T-26, esperaban lanzar ellos mismos un ataque alrededor del mediodía, por lo que la oposición con que se han encontrado los finlandeses ha sido mayor de la esperada.

Sólo seis tanques finlandeses han logrado unirse al asalto de las tres compañías de cazadores. Después de unos mediocres progresos, los asaltantes se han visto detenidos ante un nutrido fuego. Los finlandeses han echado en gran falta la ausencia de radios en sus blindados que, comprados al Reino Unido con el menor equipamiento posible para ahorrar costes, han carecido de la capacidad de comunicación para coordinarse entre sí y con la infantería.

Blindado finlandés fuera de combate.

Ha sido un día triste para el arma blindada finlandesa. Uno de los tanques ha quedado atascado en una zanja y su torreta dañada, teniendo que regresar al punto de partida. Todos los otros tanques se han perdido bajo el fuego concentrado de los T-26 y T-28 y numerosos cañones antitanque de 45 mm. Sólo 3 tanques han conseguido atravesar las posiciones soviéticas antes de ser destruidos igualmente.

Gott hilft Finnland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada