lunes, 1 de febrero de 2010

Finlandia reclama auxilio – 01/02/1940.

Camaradas,

La población de Summa, sobre la Línea Mannerheim constituye una vía de acceso directa hacia la ciudad de Viipuri a través de la carretera de Leningrado y por ende un objetivo primordial para los soviéticos. Los repetidos ataques rusos quedaron frustrados el pasado mes de diciembre, pero el Ejército Rojo no ha desistido de sus objetivos y tras reunir nuevos efectivos (séptimo y decimotercer ejércitos) ha desencadenado hoy un nuevo ataque contra las posiciones finlandesas del sector de Lähde diez kilómetros al este de la población de Summa. El General Semyon Timoschenko dirige los ataques, con el objetivo de desgastar paulatinamente las defensas finlandeses y prepararlas para el ataque definitivo.  Por el momento, las defensas finlandesas constituidas por la pequeña pero aguerrida 3 División, se mantienen firmes.

Distribución de fuerzas finlandesas en el sector de Lähde.

Con las noticias de este nuevo ataque soviético todavía frescas, la Cámara finlandesa ha celebrado esta noche una ceremonia solemne a la que ha asistido el veterano presidente de la República Kyösti Kallio. Un diputado pastor ha pronunciado el sermón de apertura en finés y en sueco, y después el presidente de la República ha pronunciado su discurso:

Kyösti Kallio durante el pasado discurso de Año Nuevo.

La URSS hizo saber que había concluido un pacto con los comunistas huidos de Finlandia, disponiendo así de nuestro país incluso antes de ser conquistado. Rusia reveló así sus verdaderas intenciones. En esta lucha por la vida—la más grave que ha sostenido nuestro pueblo— nuestro consuelo está en sentir a cada momento que tras el Gobierno y el Parlamento se levanta todo el pueblo finlandés. Nuestro pueblo, olvidando todas las mezquindades, ha demostrado su grandeza para el sacrificio en esta lucha de defensa de nuestros derechos y nuestra libertad, que intenta arrebatarnos. Desde hace dos meses luchamos contra un enemigo varias veces más numeroso que nosotros. Le hemos ocasionado ya la pérdida de varias de sus mejores divisiones y hemos arrojado más allá de la frontera a parte de sus tropas. Juzgamos insensata esta bárbara agresión y estamos dispuestos a entablar negociaciones para conseguir una paz honrosa. Pero los dirigentes de la URSS conocen mal al pueblo finlandés si le creen capaz de someterse a sus dictados. Para luchar no contamos con grandes masas, pero el pueblo finlandés ha demostrado ya ante el mundo entero su fuerza moral y su espíritu de sacrificio, con los que defendemos nuestros derechos e impedimos al bolchevismo extenderse hacia el oeste.

Kallio ha tenido después palabras de gratitud para los testimonios de simpatía que llegan del extranjero, y se ha referido especialmente a la actitud de Suecia, que hace causa común con Finlandia, suministrándole ayuda material mediante el envío de armamento y voluntarios, “cosa —ha añadido— que no todos parecen dispuestos a hacer.” Tenernos, en efecto, necesidad imperiosa de la ayuda exterior, terminó diciendo el presidente.

Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada