jueves, 25 de febrero de 2010

Pilotos canadienses en Inglaterra - 25/01/1940.

Camaradas,

El Señor Oscuro continúa invocando a sus huestes, y éstas acuden prestas a la llamada desde todos los confines del Imperio.

El primer escuadrón de la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF) ha llegado hoy a Liverpool, Gran Bretaña para unirse a la RAF en la causa aliada contra el Reich. Los han precedido sus paisanos del ejército de tierra, que ya se encuentran en Gran Bretaña.

Más carne de cañón para la trituradora alemana.

“Los hombres vienen de costa a costa, desde Nueva Escocia a Vancouver. No menos de 146 ciudades, pueblos y villas en cada provincia del Dominio están siendo representadas. “, ha dicho el Líder de Escuadrón W. D. van Vliet, jugador de rugby y campeón de hockey sobre hielo. “Alrededor del 20% de ellos son franco-canadienses y están especialmente ansiosos por llegar a Francia.”

Han sido recibidos en el puerto por el Earl de Derby, quien les ha dicho: “No es mi cometido desearos lo mejor. Lo que haré, si se me permite, es desearos lo mejor que podáis tener, y yo desearé a los boches que sé lo que ellos recibirán de vuestra parte: un infierno.“  Los oficiales han ordenado a los canadienses alineados en el muelle –pilotos, dotaciones, artilleros, mecánicos y cocineros- vitorear al Earl, aunque pocos parecían tener idea de quién es el anciano.

El "temible" Lysander.

El escuadrón desembarcado corresponde al número 110 de cooperación con el Ejército, una unidad de reserva de la Fuerza Aérea con base en el aeródromo de De Lesseps en Weston, Ontario. El escuadrón ha partido de Rockliffe el 13 de febrero y se establecerá en una base en Wiltshire, Inglaterra, donde recibirá una dotación de Lysander Mk II, más apto para vuelos recreativos que para las exigencias de la guerra moderna.

En verdad, esta clase de refuerzos por parte de nuestros enemigos reafirman nuestra fe en la victoria.

Sieg Heil! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada