miércoles, 17 de febrero de 2010

Geheime! Reunión con el Führer – 17/02/1940.

Camaradas,

Hoy vamos a daros una información alto secreto que somos conscientes no debe ser revelada sino a personas de la máxima confianza. Tal es el caso de nuestros leales lectores, y por ello les confiaremos el contenido de lo que ha sido una reunión histórica.

Para ilustrarlo, nada mejor que reproducir las notas que ha recogido uno de los principales protagonistas de la reunión, el General Erich von Manstein.

Victorias Frustradas (Verlorene Siege), pág 166. Erich von Manstein, 1955.

(…)
Lo cierto es que el 17 de febrero se me citaba en Berlín, para que con los demás comandantes en jefe de nuevo nombramiento le fuésemos presentados al Führer. Con tal ocasión tuvimos un lunch en el que Hitler llevó casi siempre la palabra, como solía. Recuerdo perfectamente el sorprendente dominio con que trataba de las novedades técnico-militares aparecidas incluso en los países enemigos. Comentó igualmente la noticia reciente de la agresión del destructor inglés al vapor Altmark en aguas de soberanía Noruega, llegando con muchas razones a la conclusión de que los estados pequeños no podrían en realidad defender su neutralidad.

Cuando terminado el refresco nos despedíamos, me sorprendió Hitler con la invitación a que le siguiese a su despacho, en donde seguidamente hube de exponerle, porque así me lo ordenó, mi parecer sobre cómo debía disponerse la ofensiva en Occidente. Ignoro si ya por su ayudante jefe se hallaba al corriente de nuestro plan y hasta qué punto lo estaría. Lo que, en cambio, eché de ver al momento fue la extraordinaria presteza con que se compenetraba de los puntos de vista que el Grupo de Ejércitos trataba de imponer desde hacía meses, así como que en todo se mostraba de acuerdo con nosotros.
(…)

Evolución de la estrategia a seguir en el frente Oeste.  La propuesta de Manstein está recogida en la imagen C.

El plan que el General Manstein ha expuesto al Führer representa una importante variación con respecto al planteado por el OKH de avanzar a través de Bélgica hacia París, tal y como se hizo en 1914. En su lugar, Manstein recomienda el establecimiento de un punto de concentración en el centro y un avance a través de las Ardenas, considerada como infraqueable para las tropas blindadas, hacia la costa, con lo que el frente enemigo podrá ser cortado en dos.

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada