viernes, 12 de febrero de 2010

Llegada a Egipto del ANZAC - 12/02/1940.

Camaradas,

En el caluroso valle del Nilo, Gran Bretaña ha mostrado al mundo que lucha no como una pequeña isla del Atlántico Norte, sino como el Imperio más poderoso e insaciable que existe en la Tierra. Así, a los Sikhs barbudos de la India y falderos escoceses ya concentrados en Egipto, Gran Bretaña ha añadido un primer contingente de tropas neozelandesas y un segundo contingente de “voluntarios” australianos que han desembarcado hoy mismo en Ismailia, en el Canal de Suez.

Ave Caesar, morituri te salutant!  Anthony Eden saluda a los miembros recién llegados del ANZAC (Cuerpo de Ejército Australiano-Neozelandés).  Partieron de Auckland el 6 de enero y de Sydney el 10 de enero.

Conocidos como Anzacs, estos 30.000 soldados de la 4ª Brigada Neozelandesa y la 16ª Brigada Australiana han sido recibidos por Anthony Eden, Ministro de los Dominios, que ha volado desde Londres para saludarlos con un mensaje especial de bienvenida de parte del Rey-Emperador al más puro estilo de los gladiadores en el circo romano.

Anthony Eden aprovecha para pasar revista a un contingente de soldados indios sometidos por el Imperio.

El poderoso Imperio ha convocado a sus vasallos, cual estado feudal, y estos le han complacido obedientes.  De este modo, los Anzacs vuelven a alzarse en armas contra el Reich alemán como ya lo hicieran sus padres durante la Gran Guerra. Es la primera vez que los contingentes de los Dominios (eufemismo de Colonia) no hacen directamente el viaje a Gran Bretaña, posiblemente por miedo a los aviones y submarinos alemanes que tantos estragos están causando al tráfico marítimo.

"¿Qué narices hago yo aquí?", se pregunta un escocés al que Gran Bretaña metió en un barco y envió a Egipto.

Se trata del ejército más numeroso enviado hasta ahora por las colonias británicas.  Con este contingente los aliados aumentan su presencia en Oriente Medio hasta los más de medio millón de hombres y refuerzan sus estatus como potencia colonial.  El desfile que han protagonizado tras desembarcar bajo los acordes de "Roll out the barrel" posiblemente haya sido el momento más feliz que les reporte esta estancia en el desierto.  Estamos seguros de que el futuro les deparará grandes sorpresas.

Es lebe freies Afrika!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada