miércoles, 13 de julio de 2011

Parten para Rusia los primeros voluntarios de la División Azul - 13/07/1941.


Despedida a los voluntarios de la Divísión Azul en la Estación del Norte de Madrid.

Camaradas,

Una multitud enardecida ha acudido a la Estación del Norte, en Madrid, para despedir al primer contingente de voluntarios españoles que ha partido hoy para Rusia.  Dos horas antes de la señalada para la salida del tren que había de transportar al primer batallón de voluntarios de la División Azul, los andenes de la estación del Norte de Madrid se encontraban abarrotados de público y familias de los expedicionarios que daban muestras de gran entusiasmo. La muchedumbre cantaba himnos y vitoreaba a España y al Caudillo incesantemente.

A las tres menos cuarto de la tarde han llegado finalmente a la estación los voluntarios del Primer Batallón del Primer Regimiento de Infantería.  Una salva de aplausos y una prolongada ovación ha señalado su aparición en los andenes.  Las fuerzas  expedicionarias han entrado cantando el “Cara al sol”, siendo secundadas por el público, que, al terminar, ha prorrumpido en vítores a Franco, a España y a la Falange.  El Presidente de la Junta Política y Ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Súñer, les ha dedicado las siguientes palabras antes de su partida:

La Estación del Norte de Madrid, luciendo nueva decoración.

¡Camaradas! ¡Soldados! En los momentos de vuestra partida venimos a despediros con emocionada alegría y con envidia, porque vais a. vengar la muerte de nuestros hermanos, porque vais a defender los destinos de una civilización que no puede morir; porgue vais a destruir el sistema infrahumano, bárbaro y criminal del comunismo ruso.

Vais a contribuir a la fundación de la unidad de Europa y también, sangre por sangre, amistad por amistad, a devolver a los grandes países que nos ayudaron en nuestra lucha. Y fijaros bien que esto quiere decir, además, que vais a combatir junto a las mejores tropas del mundo. Pero estamos seguros de que conquistaréis para España la gloria de igualarlas en espíritu y en valor.

El heroísmo de esta División Azul hará florecer en los campos torturados de Rusia las cinco rosas de nuestra anunciada y esperada primavera; primavera y esperanza, ciertas que estremecen el sepulcro escurialense donde descansan los restos del Fundador.

General Agustín Muñoz Grandes, camaradas y soldados: en el camino, en la trinchera, en el combate, en la victoria o en la muerte, nuestro pensamiento estará con el vuestro, y el nuestro y el vuestro con el de todos los que cayeron por la unidad, la grandeza y la libertad de España.

¡Arriba España! ¡Viva Franco!

Otro punto de vista de la despedida a los divisionarios.

Por fin, a las 15:45 horas de hoy, domingo 13 de julio, en pleno paroxismo de la multitud reunida, ha partido el convoy hacia el norte, hacia Rusia y hacia la victoria.  El pueblo español ha recibido con inusitado fervor la iniciativa de participar en la Cruzada contra el bolchevismo al lado del Reich y sus Aliados.  A la sazón, se han presentado miles de personas en las oficinas de enganche abiertas en toda España, pero el reclutamiento se ha detenido cuando han sido alcanzados los efectivos suficientes para organizar una división de 18.000 hombres, cuyos elementos se componen de jefes y oficiales voluntarios provenientes del ejército regular español y soldados voluntarios reclutados en las jefaturas provinciales de toda España.

El cincuenta por ciento de los oficiales y soldados son militares de carrera, muchos de ellos falangistas veteranos de la Guerra Civil y estudiantes de las distintas universidades.  Al frente de la unidad se encuentra el General Agustín Muñoz Grandes, destacado oficial con experiencia en Marruecos y la Guerra Civil.  Los voluntarios parten de España vistiendo los uniformes de sus unidades de origen, del Ejército de Tierra o de las milicias de la Falange.  Éste último, con una camisa azul, da nombre a la división.

Algunos divisionarios con su característica camisa azul son despedidos con flores.

Ayer finalizó la instrucción de los concentrados con una marcha hasta El Pardo, residencia del Generalísimo Franco, donde se les pasó revista. Por la tarde, el General de la División Azul, Muñoz Grandes, pronunció una breve alocución en la Asociación de Prensa, en presencia de agregados de las Embajadas de Alemania e Italia: "Juro ante mis soldados que España cumplirá con su deber, y os hacemos un ruego: que vosotros cumpláis con el vuestro."  

En el día de hoy, Agustín Muñoz Grandes ha aterrizado en Berlín junto con su Estado Mayor para coordinar con el Alto Mando Alemán la integración del contingente español en la Wehrmacht.  El general Curt Haase, Comandante militar de Berlín, se ha adelantado a estrechar la mano del General Muñoz Grandes y pronunciar las siguientes palabras de saludo: "El Ejército alemán siente una sincera admiración por el vuestro, General. Y en estos momentos os agradece la participación de sangre, que es la que vale, que ofrecéis a la lucha contra Rusia.  Sed bienvenidos a Alemania y a la batalla." 

¡Arriba España!  ¡Viva Franco!
¡Muerte al comunismo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada