domingo, 17 de julio de 2011

Los Panzer de von Kleist abandonan Kiev como objetivo y se dirigen hacia la bolsa de Uman - 17/07/1941.

Camaradas,

El Führer tiene grandes expectativas ahora que el Grupo de Ejércitos Sur ha avanzado más allá de la Línea Stalin. Las operaciones han estado discurriendo de una manera un tanto descoordinada a medida que el Alto Mando Alemán resolvía los problemas derivados de las ambigüedades en la Directiva Número 21 del Führer. Por un lado, mientras el Führer abogaba por dividir el 1º Grupo Panzer de von Kleist hacia la conquista de una serie de objetivos, von Rundstedt se empecinaba en mantenerlo junto. El Führer deseaba capturar Kiev lo antes posible, mientras que el Mariscal prefería dejar la ciudad fortificada al 6º Ejército. Por su parte, Franz Halder, Jefe del OKH, simplemente anhelaba ver progresar tanto al Grupo de Ejércitos Norte como al Grupo de Ejércitos Sur para disuadirle al Führer de debilitar el avance hacia Moscú del Grupo de Ejércitos Centro.

Un puesto de mando de regimiento dentro de un búnker abandonado de la Línea Stalin cerca de Kiev.  Un Teniente Coronel señala a su mapa mientras los operadores de radio esperan con sus transmisores inalámbricos para transmitir sus órdenes mediante voz o código morse.  La red de comunicaciones de las fuerzas alemanas es mucho mejor y más robusta que la de sus antagonistas soviéticos.

Los hombres de von Rundstedt han conseguido dos rupturas. En primer lugar, el 1º Grupo Panzer ha irrumpido en dirección a Kiev y el 17º Ejército ha hecho lo propio hacia el sur de Vinnitsa. La Stavka Soviética se ha visto en dificultades a la hora de discernir los objetivos geográficos de Barbarroja. En realidad, no hay ninguno: el objetivo del Grupo de Ejércitos Sur es destruir el Ejército Rojo – un objetivo móvil y en constante cambio, por tanto. A pesar de que Kirponos ha logrado mantener intacta su defensa, el control de su Frente Sudoeste se le ha escapado de las manos. Su 6º y 12º Ejércitos han caído hacia el sur, dentro del área de operaciones del Frente Sur, mientras que el 5º Ejército se ha desplazado al norte dentro de las Marismas Rokitno, también conocidas como los Pantanos del Pripet.

Mapa de Europa Oriental donde se marcan las fronteras políticas de 1939, las principales vías ferroviarias y los principales elementos geográficos como bosques y marismas.  Los Pantanos del Pripet situados entre Pinsk y Bryansk dividen efectivamente el Frente Oriental en dos.

Identificado desde la concepción de Barbarroja, pero menospreciado por los planificadores alemanes, este vasto accidente geográfico requiere de una solución. Las marismas a menudo son identificadas como un pantano. En realidad, es un bosque primigenio, principalmente árboles de hoja caduca. Las zonas bajas son ciénagas mientras que las tierras altas están cubiertas de pinos.

Un paisaje típico de las marismas.

Después de un tres semanas desde el comienzo de Barbarroja, el 6º Ejército de von Reichenau se encuentra en una posición muy delicada. Cuando von Kleist atravesó las defensas soviéticas, creando su propio frente, provocó la división del 6º Ejército. La porción sur fue organizada en el Grupo Schwedler mientras las unidades del norte permanecieron a las órdenes de von Reichenau. Pero el Mariscal no ha estado a la altura de su tarea, posiblemente debido a un leve ataque cardiaco que sufrió el invierno pasado. El 5º Ejército Soviético de Potopov, separado del grueso de las fuerzas de Kirponos, ha evitado un encuentro decisivo y se ha dedicado a acosar al 6º Ejército Alemán desde la relativa seguridad de las marismas. Los fallos del Servicio Alemán de Inteligencia han contribuido a la incomodidad del 6º Ejército al inflar las cifras de las unidades soviéticas a la que se enfrenta, elevándolas a veinte divisiones cuando en realidad nunca han sido más de doce. De ese modo, el 5º Ejército ha continuado desatando molestos ataques mientras la Fuerza Aérea Roja no ha escatimado esfuerzos en castigar a las expuestas unidades alemanas. Juntos, han logrado mantener a von Reichenau distraido de su principal objetivo: Kiev.

Kiev y Uman.

Incluso con sus líneas de comunicacions a través del “corredor de Zithomir” cortadas, von Kleist se ha centrado en la capital ucraniana. Para el 10 de julio, los soldados de la 13ª División Panzer podían atisbar a lo lejos las cúpulas del Kremlin. Al día siguiente, 11 de julio, 14ª División Panzer avanzó un poco más a su lado. Pronto se les unió la 25ª División Motorizada, formando una línea sólida sobre el Río Irpen, a menos de 16 kilómetros de la ciudad. Sabiendo que la infantería y la artillería necesarias para un asalto tradicional sobre un núcleo urbano se encontraba a 150 kilómetros por detrás, la decisión de tomar o no la ciudad mediante un golpe de mano le correspondía a von Mackensen, Comandante del III Cuerpo Panzer.

Avance del Grupo de Ejércitos Sur entre el 7 y el 14 de julio.  Las vanguardias Panzer, a un tiro de piedra de Kiev, no han llegado a asaltar la capital ucraniana y han comenzado a desplazarse hacia el sudeste.  Mapa ruso.

El Irpen es un pequeño río con una orilla pantanosa de cerca de un kilómetro de extensión a cada lado, lo cual supone un obstáculo considerable para los Panzer. Khruschev se encuentra al frente de la guarnición, un compendio de infantería regular equivalente a tres divisiones de fusileros, una brigada aerotransportada, un regimiento de tanques, fuerzas motorizadas de la NKVD, la 1ª escuela de Artillería de Kiev, dos batallones antitanque y aproximadamente 29.000 milicias. En una reunión del 11 de julio Kirponos llegó a la conclusión de que el 1º Grupo Panzer tenía la misión de capturar Kiev. Casi simultáneamente, el Führer detuvo a von Kleist y le prohibió asaltar la ciudad, fuertemente defendida. En los cuarteles generales el Jefe del OKW, von Brauchitsch, adujo su creencia en que los Panzer no serían capaces de tomar la ciudad y al mismo tiempo cerrar el Kessel de Uman. Von Rundstedt estuvo de acuerdo mientras von Reichenau comparó la lucha callejera que se proponía con la batalla de Verdún.

Fusileros soviéticos en acción.

La infantería del 6º Ejército finalmente logró penetrar la Línea Stalin y aproximarse a Kiev, donde ha relevado al III Cuerpo Panzer de von Mackensen en sus tareas de cerco a la ciudad, una tarea que el pesado fuego de artillería soviético ha hecho muy tedioso. Los hombres de von Mackensen han de ocuparse ahora del cerco de Uman. Von Reichenau, por su parte, no puede esperar gran ayuda por parte del Grupo de Ejércitos Sur y ninguna en absoluto por parte del Grupo de Ejércitos Centro, totalmente comprometido en la lucha por Smolensko.

Cuando los Panzer se han alejado de la línea de Kiev, Kirponos ha creido ilusamente que ha logrado detener el asalto alemán, sin darse cuenta de que lo que en realidad ha hecho von Kleist ha sido virar al sudeste hacia Uman, donde la Wehrmacht espera cerrar un nuevo Kessel y asestar un golpe mortal al Ejército Rojo en Ucrania.

Panzer, marsch!
Im Osten nun marschiern wir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario