sábado, 30 de julio de 2011

Führerdirektive Nr. 34: El Grupo de Ejércitos Centro se queda sin Panzer y se pone a la defensiva - 30/07/1941.

Camaradas,

El Führer trabaja día y noche sin descanso para guiar al Pueblo Alemán hacia la victoria.  En verdad, es mucho lo que se le debe a este hombre de brillante ingenio, inquebrantable voluntad y enorme corazón, que está sacrificando los mejores años de su vida en aras de una Alemania grande, una Europa libre y un mundo mejor.  A la sazón, su mente ha ingeniado hoy una nueva Directiva cuyas consecuencias, una vez más, resultarán fatales para el Ejército Rojo de Stalin.  En esencia, el Führer ha establecido las líneas de acción de los dos Grupos Panzer del Grupo de Ejércitos Centro que, tras haber sofocado la resistencia en Smolensko, habrán de abandonar el avance hacia Moscú y desplazarse, respectivamente, hacia el norte y hacia el sur para asistir a los Grupos de Ejército Norte y Sur en la conquista de Leningrado y Kiev.  Para algunos incrédulos, esta decisión tendrá consecuencias fatales al retrasar el avance sobre el que deberia ser el primordial objetivo de la Wehrmacht: Moscú.  Nosotros, no obstante, que tenemos una confianza ciega en nuestro Führer, sabemos que esta decisión no puede sino descansar sobre sólidos argumentos, y por ello no nos cabe ninguna duda de que nuestro Führer ha escogido el camino correcto.

El Führer pasea con su amigo el arquitecto Albert Speer por los bosques que circundan su Cuartel General de Rastenburg, en Prusia Oriental, conocido como el Wolfschanze (Guarida del lobo), donde se ha gestado esta directiva.  Detrás del Führer se encuentra no ya un gran genio militar, sino un gran genio artístico.  Albert Speer construye obras de arte en forma de edificios, mientras que el Führer ha convertido al Reich en su obra de arte.

Führerdirektive Nr. 34.

El desarrollo de la situación durante los últimos días, la aparición de poderosas fuerzas enemigas en el frente y los flancos del Grupo de Ejércitos Centro, la situación de suministros, y la necesidad de conceder a los Grupos Panzer y unos diez días de tiempo para reorganizar sus formaciones, me obligan por el momento a posponer las más lejanas misiones y objetivos asignados en la Directiva 33 del 19 de julio y su suplemento del 23 de julio.

Por lo tanto, ordeno lo siguiente:

I. Ejército de Tierra (Heer).

(1) En el sector norte del Frente Este, el ataque con el esfuerzo principal centrado entre el Lago Ilmen y la ciudad de Narva continuará en dirección a Leningrado con el objetivo de rodear Leningrado y establecer contacto con el Ejército Finlandés.

Esta ofensiva será cubierta por el norte del Lago Ilmen en el sector Volkov y al sur del Lago Ilmen se presionará hacia el noreste tan sólo hasta el punto que lo requiera la seguridad del flanco derecho del avance al norte del Lago Ilmen. Antes de eso, la situación alrededor de Velikie Luki debe despejarse. Todas las fuerzas que no resulten necesarias para esta misión se incorporarán al ala de asalto al norte del Lago Ilmen. El avance del 3º Grupo Panzer sobre las Colinas Valdai que se había planeado con anterioridad no tendrá lugar hasta que las formaciones blindadas se encuentren de nuevo completamente listas para la acción. En su lugar, sin embargo, el ala izquierda del Grupo de Ejércitos Centro debe empujar hacia el noreste tanto como lo requiera la protección del flanco del ala derecha del Grupo de Ejércitos Norte.

El Führer muestra a los altos oficiales de la Wehrmacht el camino hacia la victoria.

Estonia debe ser barrida de una vez por todas con todas las fuerzas del 18º Ejército; sólo entonces podrán desplazarse sus divisiones en la dirección de Leningrado.

(2) El Grupo de Ejércitos Centro, mediante el empleo de los sectores de terreno favorables, se pondrá a la defensiva. En la medida que sea necesario para conseguir posiciones de partida favorables con vistas a posteriores operaciones de asalto contra el 22º Ejército Soviético, todavía podrían llevarse a cabo algunos ataques con objetivos limitados. Para lo demás, los Grupos Panzer 2º y 3º serán retirados del frente tan pronto como la situación lo permita y deberán reorganizarse con la mayor rapidez.

(3) En el sector sur del Frente Este, las operaciones proseguirán, por el momento, tan sólo con fuerzas del Grupo de Ejércitos Sur. Su objetivo debe ser las destrucción de las poderosas fuerzas enemigas al oeste del Dniepr y, para el resto, mediante la obtención de cabezas de puente cerca de Kiev y, al sur, la creación de condiciones adecuadas para el posterior empuje del 1º Grupo Panzer más allá de la orilla oriental del Dniepr.

El 5º Ejército Soviético, que combate en el área pantanosa al noroeste de Kiev, debe ser forzado a entablar combate al oeste del Dniepr y debe ser destruido. El peligro de que pudiera irrumpir al norte a través de Pripet ha de ser evitado lo antes posible.

Fotografía obtenida hoy en el Wolfschanze en la que Keitel, el Führer y el General Finlandés Harald Öhquist discuten la situación del Frente Finlandés.

(4) Frente Finlandés: El ataque en la dirección de Kandalaksha ha de ser cancelado. Las amenazas al flanco desde la Bahía Motoskiy tienen que ser eliminadas por el Cuerpo de Montaña, y del XXXVI Cuerpo de Ejército sólo quedarán aquellas fuerzas que resulten necesarias para la defensa y para la simulación de preparativos de nuevos asaltos.

Ahora, se intentará cortar el ferrocarril de Murmansk en el sector del III Cuerpo de Ejército Finlandés, en especial en la dirección de Loukhi; todas las fuerzas adecuadas para este ataque serán transferidas allí, siendo trasladada al Ejército de Carelia cualquier unidad sobrante. Si, debido al difícil terreno, el ataque del III Cuerpo Finlandés quedase detenido también, las fuerzas alemanas serán retiradas e incorporadas al Ejército de Carelia. Esto se aplica en particular a las unidades móviles, tanques y artillería pesada. La 6ª División de Montaña se transferirá al Cuerpo de Montaña con la utilización de todas las rutas de transporte disponibles. El Ministro de Asuntos Exteriores aclarará si la ruta de ferrocarril a través de Suecia hasta Narvik puede ser empleada también.

II. Luftwaffe.

(1) Frente Este – Norte.
La Luftwaffe desviará el esfuerzo principal del combate aéreo al frente noreste transfiriendo el grueso del VIII Cuerpo Aéreo a la 1ª Flota Aérea. Los refuerzos deben ser traídos a tiempo suficiente para ser empleados al comienzo del empuje principal del ataque del Grupo de Ejércitos Norte (el 6 de agosto, temprano).

Fotografía obtenida hace cinco días en el Wolfschanze. De izquierda a derecha: el as de la Luftwaffe Werner Mölders, el Generalfeldmarschall Wilhelm Keitel, el Führer y el Reichsmarschall Hermann Göring, Comandante en Jefe de la Luftwaffe.

(2) Centro:
Será misión de las unidades de la Luftwaffe que permanezcan con el Grupo de Ejércitos Centro proporcionar la protección de cazas que resulte absolutamente necesaria en el frente de los Ejércitos de Infantería y y posiblemente para apoyar ataques locales. Los ataques sobre Moscú han de proseguir.

(3) Frente Sureste:
Las misiones, como antes. No se planea ninguna reducción de las unidades de la Luftwaffe que están siendo empleadas con el Grupo de Ejércitos Sur.

(4) Finlandia:
La principal misión de la 5ª Flota Aérea es el apoyo del Cuerpo de Montaña. Además, el ataque del III Cuerpo Finlandés debe ser apoyado en algún sector prometedor.
Hay que efectuar los preparativos necesarios para el posible envío de fuerzas en apoyo del Ejército de Carelia.

Adolf Hitler.

Führer befiehl, wir folgen dir!

6 comentarios:

  1. lo que se intentaba con esto era destruir la mayor cantidad de efectivos del ejercito enemigo, la mayor cantidad de suministros material y equipos. si las tropas continuaban avanzando dejando atras intacto al enemigo la situacion fuera sido peor ya en este mismo año.

    ResponderEliminar
  2. En efecto. Así se explicará en entradas sucesivas. Aunque siempre quedará la duda de qué habría pasado con una temprana conquista de Moscú. Stalin había comentado a un diplomático norteamericano durante las primeras semanas de Barbarroja que, si Moscú caía, toda la Rusia Europea estaría perdida y habría tenido que plantearse una campaña defensiva desde los Urales.

    ResponderEliminar
  3. auque tambien se tiene que tener en cuenta que la perdida de la batalla de moscú no fue tanto por la divicion del ejercito central si no mayormente por la falta del equipo adecuado para para las condiciones ambientales de ese momento ya que al momento de esa batalla la infanteria estaba debilitada por el hambre y el sueño de no poder bien por el frio y las pulgas e incluso varios soldados murieron literalmente congelados cuando se sentaron en un cañon de artilleria a descansar despues de una larga marcha hacia moscú dos dias antes de la batalla o mas esto fue dicho por un ex soldado que estuvo en esa batalla entrevistado en un especial de 5 capitulos de la wehrmacht

    ResponderEliminar
  4. Pocos preparativos para el combate invernal por parte de la Wehrmacht, la inagotable capacidad del Ejército Rojo de reponer sus ejércitos después de aplastantes derrotas sucesivas, la retirada de las tropas siberianas de las fronteras de Extremo Oriente y su envío al frente de Moscú tras saber por el espía Sorge que Japón se centraría en atacar el sureste asiático, la relativa escasez de fuerzas con que la Wehrmacht había lanzado Barbarroja, el fanatismo de los líderes soviéticos que no hicieron bueno el pronóstico de Hitler de que "la casa entera se hundirá tras echar la puerta abajo de una patada" y continuaron resistiendo sin importar las bajas e imponiendo medidas draconianas, las ayudas de los Aliados occidentales que comenzaban a llegar al frente este... muchas son las causas que impidió a Hitler celebrar en Moscú un nuevo desfile de la victoria. En el blog lo veremos.

    ResponderEliminar
  5. es correto y apesar de que la mala preparacion para el combate invernal era culpa del mismisimo OKW, los oficiales de alto rango capturados por los aliados que se mantenian en una prision especial que era una enorme mancion con todas la comodidades en la cual grababan sus conversaciones decian que todo era culpa de hittler.
    Es cierto que otra causa de las causas fue la enorme cantidad de soldados de la urss que apesar de ser pateticos en calidad seguian muy numerosos y por mas poderosas que hubiesen sido las fuersas al principio de la operacion el desgaste de las unidades, la falta de la gasolina de buena calidad, la falta de soldado para cubrir ambos frentes junto con la insuficiencia de fabricas y personal necesario para producir los nuevo equipos como los tiger los me 262 los panter o el AR 232 y nuevos prodijios enemigos como el que surgio en stalingrado y las numerosas bajas que alfinal obligaron a los alemanes a reducir el tiempo de entrenemien y muchas veces enviar a las juventudes hitlerianas antes de haberlas preparado psicologicamente para soportar momentos de crisis como las exageradas exigencias para entran a las ss que no les permitieronhacerlas los suficientemente numerosas para ser un eficiente ejercito de apoyo para la heer y otro sin de cosas evitaron que alemania ganara la guerra.
    si te pones a pensar no hbiera sido mala idea tomar moscu con todo un ejercito pero la situacion tactica no lo permitia por muchas razones entre ella la falta de ss ya mencionadas ya que como ejercito de ocupacion pudo haber mantenido la defensa de la ciuda mientras que la heer despues de haberla tomado podia dividirce de la manera misma forma en que lo hizo con la tranquilidad de que la ciudad no caeria he incluso pudo haber optenido menos resistencia por la baja de las ya desmoralisadas fuerzas de la urss por que no hay que olvidar que estas no tropas enemigas estaban descontentas con el regimen una prueba de ello es como los ucranianos recibieron a los alemanes como libertadores.
    soy el mismo anonimo que escribio el comentario del 13 de agosto

    ResponderEliminar
  6. La manera en que el Ejército Rojo derrochaba a sus soldados resulta harto sorprendente. Al fin y al cabo, la Unión Soviética de aquel entonces contaba con 200 millones de habitantes, mientras que Alemania con casi 100. Tampoco hay una diferencia tan grande, y sin embargo parece como si los soviéticos tuviesen una fuente inagotable. Me imagino que el hecho de que los soviéticos pudieran volcarse por entero en un solo frente fue la gran diferencia. La Wehrmacht tuvo que mantener continuamente un gran ejército en Francia para repeler posibles invasiones, al tiempo que destacar tropas en Noruega, los Balcanes, Norte de África, etcétera, etcétera, mientras que Stalin podía amasar todas sus masas humanas en sus fronteras occidentales.

    ResponderEliminar