lunes, 25 de julio de 2011

La División Azul se convierte en la 250ª División de Infantería de la Wehrmacht - 25/07/1941.

Camaradas,

En el día de hoy ha llegado a Grafenwöhr la Orden General de Operaciones número 1, que ha transformado la organización provisional de la División Azul en definitiva. La orden ha dado respuesta a la necesidad de adaptar la unidad al modelo alemán de tres regimientos, el que combate en la actualidad en el Frente Este. El cuarto regimiento de la División (el Regimiento Rodrigo), en consecuencia, ha tenido que ser disuelto, siendo sus hombres repartidos entre los tres restantes.

Soldados de la 250ª División de Infantería de la Wehrmacht dejando bien claro que en primer lugar y por encima de todo son... ¡españoles!

Por la Orden del 25 de julio, además, la División Azul ha quedado oficialmente convertida en la 250ª División de Infantería de la Wehrmacht; con la siguiente estructura: el Cuartel General, tres regimientos de Infantería (262, 263 y 269; antiguos Pimentel, Vierna y Esparza), un Batallón de Depósito (mixto), un regimiento de Artillería, cuatro Unidades Independientes y los Servicios, que incluyen Sanidad, Farmacia, Veterinaria, Armamento-Municionamiento-Equipo, Intendencia, Transportes, Intervención, Pagaduría, Información interna, Correos, Guardia y Vigilancia, Justicia (Secciones de Auditoría y Fiscalía), Defensa Pasiva y Servicio Eclesiástico

Bandera del Regimiento Pimentel.

La vida en Grafenwöhr está viniendo marcada por multitud de acontecimientos. Un contingente de miles de hombres venidos de otro país, con unos parámetros culturales muy distintos, no puede, como mínimo, más que generar una variedad de situaciones, ni siempre amables ni siempre desgraciadas. Está habiendo, ciertamente, de todo: problemas por resolver, necesidad de adaptación, deseo de superación, esfuerzo, incidentes desagradables, amistad… En todo caso, un mundo nuevo se ha abierto a los ojos de estos jóvenes españoles, que en su mayoría jamás habían viajado al extranjero; y que muy pronto han hecho gala de un derroche de vitalidad típicamente latina, algo no siempre entendido por sus anfitriones.

Los voluntarios españoles confraternizan con una enfermera alemana.

En relación con esto, uno de los párrafos de la Orden del 25 de julio reza así: "Todos los componentes de la División Española de Voluntarios deben tener en cuenta que individual y colectivamente representamos a España, y que para el buen nombre de nuestra Patria debemos extremar las medidas de corrección, cultura y disciplina, respetando, especialmente, a las mujeres y personas civiles de la Gran Nación Alemana, recordando la ejemplaridad con que procedieron durante nuestra Guerra de Liberación. A este efecto, se procederá con dureza contra las faltas de embriaguez y contra todas aquellas que puedan producir desdoro del uniforme."

¡Arriba España!
¡José Antonio Primo de Rivera, Presente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada