viernes, 22 de julio de 2011

Se cumple el primer mes de Barbarroja - 22/07/1941.

Los Panzer avanzan imparables por la inmensidad de la estepa soviética.

Camaradas,

Al cumplirse hoy las cuatro semanas de guerra en Rusia, el comentario militar señala la situación de las tropas alemanas en el nuevo frente y compara los resultados obtenidos hasta ahora con los que logró el mismo Ejército en su campaña del Oeste. Los soldados del Führer han roto la línea Stalin y se encuentran, en algunas zonas, a 600 kilómetros del punto de partida. En Francia, en el mismo plazo de tiempo, se había desbordado la línea Weygand y una gran batalla entablada entre el Canal de la Mancha y el rio Mosa había de obligar al Ejército francés, diez días más tarde, a solicitar un armisticio. Hoy, como ayer, Alemania no concede ni un minuto de reposo al adversario. La Unión Soviética consume sus últimas fuerzas; es sintomático el detalle, por ejemplo, de que entre los prisioneros hechos al enemigó durante los días 19 y 20 de julio, figurasen cadetes de las Academias Militares de Moscú y de Leningrado y soldados de dieciocho divisiones distintas. Las reservas de Alemania están intactas en cambio y un gran número de formaciones seleccionadas de primera línea, llegadas al frente desde los primeros momentos, no han entrado en fuego todavía. El esfuerzo que realiza en esta ocasión el Ejército del Reich es mayor aún que el que hizo en Francia. Los éxitos militares son más considerables, igualmente. Téngase en cuenta que el frente del Oeste era de 500 kilómetros mientras que el de la Unión Soviética pasa de los 2.500 y que la profundidad del avance al mes de guerra, en aquella campaña, fue poco más de la mitad del que se ha conseguido ahora a través de las tropas soviéticas.

La Wehrmacht libera a los ciudadanos soviéticos del yugo stalinista.  En la imagen, soldados alemanes confraternizan con mujeres rusas.

En estos momentos no existe una línea continua de defensa en terreno enemigo. El Mando ruso asegura que en las proximidades de Moscú, cuatro millones de hombres escogidos esperan al adversario en una amplia zona fortificada. Esta declaración es bastante parecida a las que se hacían en Francia cuando su Ejército no podía salvarse. Se trata, en uno y otro caso, de líneas de resistencia de fantasía, elaboradas en el papel para contener y sujetar los últimos restos de moral de un pueblo. La lucha interna entre el Ejército y los dirigentes del partido comunista se refleja claramente en las nuevas disposiciones sobre ampliación de derechos de los comisarios políticos en las filas militares. "El comisario —dice la nueva orden— es el padre del regimiento, el jefe moral de la tropa, defensor de sus intereses materiales y morales. Ha de vigilar los mandos y controlar la realización de las órdenes que se reciben de la autoridad superior. El comisario debe "cazar" al cobarde, al sembrador de pánico y al desertor." En suma, el comisario político tiene atribuciones para "liquidar" sobre la marcha, sin otro expediente ni juicio que su impresión personal inapelable, a cualquier jefe u oficial o soldado del regimiento en el que se le haya colocado "de padre".

Cientos de miles de prisioneros soviéticos marchan hacia la retaguardia en un flujo interminable.  Entre prisioneros, heridos y muertos, el Ejército Rojo ha perdido la friolera de cuatro millones de hombres.

La situación militar, hoy, es la siguiente: en el sector norte del frente, se estrecha el cerco sobre Leningrado. La línea ferroviaria fundamental que une Leningrado con Moscú está sometida a ataques continuados y violentísimos y amenazado por el implacable avance de los Panzer. Se sabe que el Ejército Rojo trata de evacuar por dicha vía una gran cantidad de material bélico, de pertrechos y de víveres, así como la maquinaria de importantes fábricas de armamentos que había acumulado en la zona de la antigua capital rusa. Hoy, la acción de las tropas alemanas está dirigida contra dicha retirada principalmente. En el sector centro del frente, Alemania se apresura a embolsar al enemigo en Smolensko porque su propósito, como se ha dicho ya en varias ocasiones, no es el de empujar al adversario hacia el Este, sino el de aniquilarle. Y en el Sur, liberada la Besarabía y su capital, Chisinau, las tropas germano rumanas, a las que se han incorporado las tres divisiones escogidas que Italia envía a la lucha contra el bolchevismo, avanzan con rapidez. La acción de la Marina alemana ha reducido al silencio a la flota soviética. Ésta se encuentra bloqueada en el mar Báltico y en el mar Negro. No hay razón ninguna para creer que aquellos submarinos que poseía Rusia, siempre según Rusia. y que formaban la fuerza de sumergibles más poderosa del mundo, hayan existido nunca. En último caso, no han existido ni existen como realidad combativa.

Deutschland siegt an allen Fronten!
Von Finnland bis zum Schwarzen Meer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada