domingo, 14 de marzo de 2010

Última Orden del Día de Mannerheim – 14/03/1940.

Camaradas,

El Mariscal Carl Emil Gustav Mannerheim, Comandante en Jefe del Ejército Finlandés, ha emitido hoy la Orden del Día número 34, con el siguiente contenido:


¡Soldados del glorioso Ejército finlandés!

Se ha alcanzado la paz entre Finlandia y la Rusia soviética, una paz dura en la que la Rusia soviética ha cedido en casi todos los campos de batalla en los que habéis derramado vuestra sangre en nombre de todo lo que tenemos por sagrado y querido.

No quisisteis la guerra, amabais la paz, el trabajo y el progreso, pero fuisteis obligados a emprender una lucha en la que habéis alcanzado grandes logros, logros que brillarán durante siglos en los anales de la Historia.

Banderas finlandesas a media asta.
 
¡Soldados!

He luchado en muchos campos de batalla, pero nunca he visto guerreros como vosotros. Estoy tan orgullosos de vosotros como si fuerais mis propios hijos. Estoy tan orgulloso del hombre de las nieves del norte como del hijo de las llanuras de Ostrobothnia, de los bosques de Carelia, las colinas de Savo, los fértiles campos de Häme y Satakunta, los bosques de Uusimaa y Varsinais-Suomi. Estoy tan orgulloso del sacrificio de los trabajadores de las fábricas como del artesano pobre y de los ricos. 
Con alegría y orgullo mis pensamientos se vuelcan en las mujeres de Lotta Svärd, en su espíritu de sacrificio y trabajo incansable en miles de campos, trabajo que ha liberado a millares de hombres para luchar en el frente. Su noble espíritu ha servido de inspiración y apoyo al Ejército para luchar y se han ganado a conciencia nuestra gratitud y respeto.

Emblema de la organización femenina de voluntarias Lotta Svärd, con una bonita esvástica azul que nos hace saltar las lágrimas.

Un lugar de honor también se lo han ganado los miles de trabajadores que, a menudo como voluntarios y durante ataques aéreos, han trabajado en sus máquinas para proporcionar al Ejército suministros vitales, y esos, también, que han trabajado infatigables bajo el fuego enemigo para reforzar nuestras posiciones defensivas. En el nombre de nuestra madre patria, os lo agradezco a todos.

Honor a todos los muertos de y por Finlandia.  Quién sabe.  Quizás el futuro les reserve una segunda oportunidad.

Es lebe Finnland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada