jueves, 9 de diciembre de 2010

Operación Compass: Contraataque británico en Egipto - 09/12/1940.

Camaradas,

Malas noticias desde Egipto. A primera hora de hoy, y tal y como nos temíamos, Gran Bretaña ha desatado la Operación Compass, un contraataque contra las victoriosas vanguardias italianas establecidas en Egipto. El General Archibald Wavell, como Comandante en Jefe británico en el Medio Oriente está detrás de la estrategia ofensiva, pero quien dirige el ataque es el General Richard O’Connor, al mando de la 7ª División Blindada y la 4ª División de Infantería India con el apoyo del 7º Regimiento Real de Tanques, dotado de los poderosos tanques Matilda cuyo blindaje sólo pudieron penetrar nuestras fuerzas armadas durante la Campaña de Francia mediante el empleo de las piezas de artillería antiaérea de 88mm. Un total de 36.000 soldados y 275 tanques británicos se han lanzado a la ofensiva.

Esquema con las principales acciones durante el primer día de la Operación Compass.

Tal y como ya se ha narrado desde esta palestra, los hombres de O’Connor comenzaron su avance tres días antes desde Mersa Matruh, a 70 millas del frente italiano, rebasando el flanco italiano y logrando deslizarse detrás de sus posiciones. Los tanques y soldados británicos se han pasado dos días avanzando lentamente al amparo de la oscuridad con lámparas Hurricane –ocultas a la vista de los italianos- para guiarlos a través de los ásperos caminos del desierto y habían retirado los cristales de sus vehículos para evitar los reflejos del sol. Durante las horas del día, más de 30.000 hombres y máquinas permanecían completamente quietos bajo el sol ardiente.

Una unidad de tanques Matilda se apresta para la batalla.

Por su parte, el Mariscal Rodolfo Graziani, Comandante en Jefe italiano, ha desplegado las 7 divisiones de su 10º Ejército en posiciones defensivas orientadas hacia el este. Desde mediados de septiembre, los italianos no hecho otra cosa que construir una cadena de campamentos fortificados en los que ahora están establecidos. Estos campamentos no se apoyan mutuamente y pueden quedar aislados fácilmente. A pesar de ello, la superioridad numérica italiana es patente con 150.000 soldados y 600 tanques.

Esquema detallado con las operaciones del día y la distribución de las unidades italianas.

A las 5 de la mañana un destacamento de artillería británico situado al este ha comenzado un bombardeo de distracción de una hora de duración contra el campo fortificado Nibeiwa, donde se encuentra la única unidad blindada italiana disponible, el Raggrupamento Maletti, una formación formada por 2.500 soldados libios y 2 Batallones blindados dotados de 35 tanques medios M11/39 y 35 tanques ligeros L3/35 al mando del General Pietro Maletti, quien da nombre a la unidad.

Artillería británica abre fuego.

El bombardeo británico, que se ha sumado al cañoneo al que desde ayer viene sometiendo la Royal Navy a las plazas de Maktila y Sidi Barrani, parecía insinuar un asalto por el lado oriental, y los italianos se han preparado para un asalto frontal a lo largo de la costa. A las 7:00 de la mañana, sin embargo, 57 tanques Matilda han aparecido repentinamente por el lado contrario y han dejado fuera de combate a 23 tanques del Grupo Maletti que habían sido desplegados para guardar la entrada del campo en una zona libre de minas. Los italianos sido cogido por sorpresa y masacrados en pocos minutos sin haber podido siquiera poner en marcha sus tanques. La artillería antitanque italiana, sin embargo, ha combatido con valentía y ha conseguido reventar 35 de los 57 Matildas que habían iniciado el combate antes de ser destruidos a su vez. Después de duros combates, Nibeiwa ha caído en manos británicas. El General Pietro Maletti ha caído muerto bajo el fuego de ametralladora de un tanque británico mientras él mismo se encontraba manejando valerosamente una ametralladora y 2.000 soldados italianos han caído prisioneros. A continuación, los británicos se han desplazado hacia al norte y tomado posiciones para el ataque contra el campamento Tummars.

Posición antitanque italiana.  A pesar de su bravura y de haber vendido muy caras sus vidas, los soldados del Duce han caído derrotados.

Tanque italiano capturado durante los combates de hoy es inspeccionado por especialistas británicos.

El ataque sobre el campamento Tummar Oeste ha comenzado a las 13:50 con una aproximación también desde el nordeste. Los tanques británicos han rebasado el perímetro defensivo y veinte minutos después los ha seguido la infantería. Los defensores italianos han opuesto una resistencia todavía mayor que durante el anterior ataque contra Nibeiwa pero a las 16:00 casi todo el campo Tummar ha quedado en manos británicas.

Ataque contra los fuertes Tummar.

Pieza de artillería italiana en Tummar Oeste.

Los tanques británicos se han dirigido entonces hacia el campo Tummar Este, la mayor parte del cual ha sido capturado al caer la noche. Mientras tanto, unidades blindadas han avanzado hasta Azziziya donde la guarnición de 400 soldados italianos se han rendido. Al tiempo, patrullas ligeras se han adelantado para cortar la carretera costera Sidi Barrani-Buq Buq mientras otros vehículos blindados se han adentrado más hacia el oeste.

Un duro revés para los italianos, aunque los británicos han de saber que Italia no ha dicho todavía la última palabra y, sobre todo, que tampoco la ha dicho el Reich.

Vinceremo!
Per il Duce, per l’Impero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada