sábado, 11 de diciembre de 2010

Los italianos se retiran hacia Bardia - 11/12/1940.

Camaradas,

La suerte ha sonreído a los británicos en Egipto y su general al mando, O’Connor, se enfrenta a la inesperada perspectiva de una victoria completa y a la posibilidad de explotar su éxito e ir en persecución de los italianos en retirada.

Principales movimientos británicos durante estos tres primeros días de contraofensiva.

Durante la mañana, los ataques británicos han estado a cargo de la 11ª Brigada India y de algunos elementos de tanques, como consecuencia de los cuales a lo largo del día un grupo tras otro de la 1ª División Libia y de la 4ª División de Camisas Negras se han rendido. A las 13:00, las fuerzas británicas en avance desde Marsa Matruh al este han establecido contacto con la 4ª División India. Los últimos defensores en las fortalezas Tummar se han rendido.

Las patrullas británicas han puesto todo su empeño en cortar la retirada a las unidades italianas en retirada hacia el oeste. La 7ª Brigada Blindada se ha unido a la persecución, y uno de sus escuadrones ha caído en una emboscada cuatro millas al oeste de Buq Buq, perdiendo una docena de tanques. Los carros británicos han seguido adelante, empero, y al caer la noche han logrado capturar 14.000 prisioneros, incluidos muchos de la 64ª División de Infantería Catanzaro, cuya presencia los atacantes desconocían y sesenta y ocho cañones a cambio de treinta y seis soldados y oficiales y dieciocho tanques.

Columna de tanques Matilda avanza por el desierto egipcio.

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias para los británicos. Aunque contingentes importantes de la 2ª División de Camisas Negras y de la 64ª División de Infantería Catanzaro no han logrado escapar, la 63ª División, establecida en los campos Khur-Samalus y Sofafi-Rabia sí lo ha conseguido. A pesar de la presencia de unidades blindadas enemigas desde ayer, los británicos no han recibido órdenes de avanzar hasta la mañana de hoy, y a las 6:30 de la mañana una patrulla ha descubierto que el campo Rabia ha sido abandonado. Una compañía de infantería ha llegado a Sofafi a las 13:10 y también lo ha encontrado vacío. Hasta la caída de la noche, los británicos no han conseguido entablar contacto con los italianos en retirada.

La batalla ha terminado. A pesar de que algunas divisiones italianas han sido totalmente destruidas y de que la victoria británica es incuestionable, la fuerza combativa italiana todavía está en pie y ya se prepara a plantar cara de nuevo a sus enemigos. El campo de batalla muestra, a lo largo de 55 millas, un fantástico vertedero de camiones abandonados, cañones y tanques, montones de armas y municiones abandonadas, de almacenes de comida y ropa y del papel que un ejército moderno utiliza con tanta profusión. Largas columnas de prisioneros italianos con uniforme verde oliva y kakhi marchan hacia el este. 38.300 italianos, 237 cañones y 73 tanques han sido capturados, así como cuatro generales: Gallina, del Grupo de Divisiones libias, Chario de la 1ª División Libia, Piscatori de la 2ª División Libia, Merzari de la 4ª División de Camisas Negras. La 4ª División India, que ha sufrido el mayor castigo entre las unidades británicas, ha perdido 41 oficiales y 394 soldados, de los que 17 oficiales y 260 soldados han caído entre las filas de la 16ª Brigada que ayer llevó a cabo el ataque sin apoyo contra Sidi Barrani.

Columnas de prisioneros italianos marchan hacia el cautiverio.

Los restos de las divisiones italianas, algunas muy desgastadas, se retiran hacia la línea fortificada en Bardia, donde la 1ª División de Camisas Negras ya se encuentra estacionada. El Alto Mando italiano considera que, de las ocho divisiones desplegadas desde Bardia hacia el este, la 64ª Catanzaro y la 4ª de Camisas Negras, la 1ª y 2ª Libias han sido virtualmente destruidas, dejando cuatro divisiones y restos de otras para la defensa de la fortaleza de Bardia.

No todo son malas noticias para los italianos, no obstante. Hoy mismo ha querido sonreírles la Providencia de manos de uno de sus enemigos: el General Wavell, que ha decidido iniciar una ofensiva contra las fuerzas italianas en Abisinia a principios de 1941 empleando tanto la 5ª División India como la 4ª, la cual será reemplazada en Libia por la 6ª División Australiana. Por lo tanto, tan pronto como la 4ª División India haya terminado su papel en la batalla de Sidi Barrani, será retirada para ser enviada al Sudan, dejando a la 7ª División Blindada y a la 16ª Brigada para enfrentarse a los italianos.

Viva il Duce!
Viva l’Italia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada