martes, 14 de diciembre de 2010

Los británicos aislan Bardia - 14/12/1940.

Camaradas,

La actividad del día se ha centrado en los cielos. Los británicos han continuado castigando a los italianos con todos los medios a su alcance y en primer lugar han bombardeado la ciudad de Nápoles, incluido su puerto, donde el crucero italiano Pola ha resultado alcanzado.

Bombarderos italianos rumbo a su objetivo.

Después, en el teatro de operaciones de Egipto, duros combates aéreos entre la RAF y la Regia Aeronautica culminan con el derribo de seis bombarderos Savoia-Marchetti S.79 y cinco cazas CR42 italianos. A pesar de sus esfuerzos, los británicos no consiguen evitar el bombardeo de su 4ª División India a medida que se retira del frente de batalla para dirigirse al Sudan.

Un vehículo blindado británico cruza la frontera de Libia.

Mientras tanto, los británicos prosiguen su avance a través del desierto, ya en el interior de la frontera libia. Aunque el grueso de las fuerzas británicas todavía se encuentra sobre la frontera, un reducido destacamento motorizado apoyado por algunos tanques de la 7ª División Blindada ha avanzado audazmente rebasando la plaza fortificada de Bardia a través de Oaret Abu Faris, Gabr Lachen, Umm Maalif, atravesado Trigo Capuzzo (la pista paralela a la carretera que discurre a 15 millas al sur de ella) en el Punto 21, y a las 10 de la mañana de hoy ha alcanzado la carretera Bardia-Tobruk y cortado las líneas telefónicas.

Avance del destacamento británico hasta la carretera Bardia-Tobruk, dejando a Bardia virtualmente aislada.

El resto de las fuerzas británicas han continuado su avance por la carretera principal hasta la caída de la noche. Pese a lo delicado de su situación, los italianos aún resisten en las plazas de Halfaya, Sollum, Sidi Omar y Capuzzo. En la propia Bardia se encuentra desplegada una división completa.

Una formación de Vickers Wellington, presa fácil para la Luftwaffe.

El golpe más amargo del día se lo ha asestado a los británicos, una vez más, la Luftwaffe de Hermann Göring. Una docena de bombarderos Wellington de la RAF se ha dirigido a Wilhelmshaven con el objetivo de atacar el tráfico marítimo alemán en Schillig Roads. El mal tiempo y la pésima visibilidad les ha impedido localizar sus objetivos y, además, la Luftwaffe les ha dispensado una calurosa bienvenida en forma de varias oleadas de cazas que han conseguido derribar a la mitad de la formación británica. Esta vez, los tommies han salido bien escaldados.

Gott straffe Engeland!
Viva l’Italia, es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada