lunes, 23 de mayo de 2011

Más hundimientos en Creta mientras en el Atlántico la Royal Navy persigue al Bismarck - 23/05/1941..

Stuka über Kreta!

Camaradas,

La Royal Navy ha tenido hoy otra jornada de pesadilla en Creta. Su 5ª Flotilla de Destructores, compuesta del HMS Kelly, HMS Kipling, HMS Kelvin, HMS Jackal y HMS Kashmir al mando del Capitán Lord Louis Mountbatten (segundo primo del Rey Jorge VI y el único hombre además del Rey que ostenta el rango de oficial en los tres servicios militares simultáneamente) llegó ayer desde Malta a la zona donde el HMS Gloucester y el HMS Fiji resultaron hundidos. Primero se encargaron de recoger supervivientes de los naufragios y luego se dirigieron a bombardear las posiciones alemanas en Maleme. Finalmente, los británicos decidieron dividir la Flotilla y enviado al HMS Kelvin y al HMS Jackal a patrullar las inmediaciones de Creta en busca de nuevos caïques mientras el propio Mountbatten junto con el HMS Kelly, el HMS Kashmir y el HMS Kipling se han dirigido de vuelta a Alejandría.

El HMS Kelly recibe un impacto directo.  Fotografía obtenida desde el puesto de artillero de cola de un Stuka. 

El HMS Kashmir esquiva una bomba.

En el día de hoy, mientras los tres destructores se encontraban bordeando el lado occidental de Creta, han caído bajo el ataque de una fuerza de 24 bombarderos en picado Junkers Ju 87 Stuka. El HMS Kashmir ha recibido varios impactos y se ha hundido en dos minutos. El HMS Kelly ha sido alcanzado en medio de su estructura por una bomba mientras se encontraba girando en un ángulo pronunciado a 30 nudos de velocidad y ha volcado sobre el lado de babor. Se ha quedado flotando boca abajo durante media hora antes de hundirse. El HMS Kipling ha logrado escapar del ataque de los Stukas, que han arrojado 83 bombas sobre él. El HMS Kipling ha driblado los mortales proyectiles de la Luftwaffe mientras recogía del mar a 279 supervivientes de los dos destructores hundidos, entre ellos al propio Mountbatten que ha caído al agua desde el puente del HMS Kelly cuando ha volcado.

El Prinz Eugen sigue al Bismarck entre la niebla guiado por focos de luz.

Ruta seleccionada por el Almirante Günther Lutjens para irrumpir en el Atlántico Norte.

Despliegue de la Royal Navy para interceptar al Bismarck y al Prinz Eugen.

Mientras tanto, a última hora de la tarde, en el Estrecho de Dinamarca, los cruceros HMS Suffolk y HMS Norfolk han avistado al acorazado Bismarck y al Prinz Eugen mientras irrumpían al Atlántico por el noroeste de Islandia. Los cruceros británicos, con una potencia de fuego muy inferior, se han mantenido a una prudente distancia pero han perseguido a nuestros buques de guerra en dirección sudoeste a través del Estrecho de Dinamarca al tiempo que avisado al resto de las unidades de la Royal Navy. El crucero de batalla HMS Hood y el acorazado Prince of Wales, escoltados por los destructores HMS Electra, HMS Anthony, HMS Echo, HMS Icarus, HMS Achates y HMS Antelope se han lanzado a toda máquina detrás de ellos.

Es lebe unsere Luftwaffe!
Es lebe unsere Kriegsmarine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada