viernes, 20 de mayo de 2011

Los U-Boote hunden siete mercantes del Convoy HX 126 - 20/05/1941.

La Batalla del Atlántico desde junio de 1940 a marzo de 1941.

Camaradas,

Nuestros U-Boote han obtenido hoy un nuevo éxito en el Atlántico Norte. Tras localizar al Convoy HX 126 (29 buques), perseguirlo e invocar al resto de su manada, el U-94 (Herbert Kuppisch) ha lanzado un torpedo a las 04:58 horas de la madrugada de hoy que ha hecho saltar por los aires al mercante británico Norman Monarch. El Harpagus se ha separado de su columna para rescatar supervivientes. Tras recoger a 48 hombres (la dotación completa del Norman Monarch), ha tratado de restablecer el contacto con el convoy. A las 23:20 horas, cuando casi había logrado alcanzarlo, ha sido acertado en el flanco de estribor por dos torpedos disparados desde el U-109 (Hans-Georg Fischer) que lo han enviado a pique en cuestión de segundos. 25 miembros de la tripulación, cuatro artilleros, tres pasajeros y 26 supervivientes del Norman Monarch lo han acompañado al fondo del mar. El patrón, 17 miembros de la tripulación y 22 supervivientes han sido recogidos por el destructor HMS Burnham.

Un U-Boot surca el Atlántico.

Pero entre estos dos hundimientos han sucedido muchas cosas. Ya es un hecho conocido que la nueva táctica de los U-Boote consiste en atacar a los convoys Aliados en inmersión y a plena luz. La jornada de hoy no ha sido una excepción a esta táctica, lo que ha supuesto que las horas de sol hayan resultado de lo más prolíficas.

El U-556 de Herbert Wohlfarth se ha cobrado una gran victoria de nuevo sobre el Convoy HX 126 al disparar una andanada de torpedos a las 14:48, 14:50 y 15:16, acertando e hiriendo de muerte a tres mercantes británicos: el Darlington Court, el British Security y el Cockaponset. El British Security ha quedado detenido sobre el agua convertido en una inmensa hoguera condenada a hundirse más pronto o más tarde. El patrón, 48 marineros y 4 artilleros han muerto carbonizados. Los otros dos buques se han ido a pique sin más ceremonia y con ellos se han ido 25 marineros.

Herbert Kuppisch a los mandos de su periscopio.

Después, a las 18:17, el U-94 de Herbert Kuppisch ha vuelto a hacer de las suyas y ha cazado con sus torpedos al buque cisterna de bandera noruega John P. Pedersen que había quedado rezagado del grueso del Convoy HX-126. 37 supervivientes han abandonado el buque a bordo de dos botes salvavidas, y a las 18:50 y 19:20 el U-Boot ha rematado al mercante con sendos torpedos. Por último, el U-98 (Robert Gysae) ha enviado al fondo del mar al carguero Rothermere de 5.356 toneladas, integrante del mismo convoy.

Por si no tuvieran suficiente los británicos con los submarinos alemanes, el submarino italiano Otaria (Giuseppe Vocaturo) ha torpedeado y hundido hoy en otro punto del Atlántico al carguero británicos Starcross de 4.662 toneladas.

En resumidas cuentas, ocho buques mercantes con casi 50.000 toneladas hundidos en un solo día. Ahí es nada. Para que luego digan nuestros enemigos que la flota submarina alemana está aflojando la cuerda que desde hace meses aprieta en torno al cuello británico.

Es lebe unsere U-Boote!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada