lunes, 9 de mayo de 2011

El Blitz de Hull - 09/05/1941.

Camaradas,

La ciudad de Hull, en la costa este de Inglaterra, constituye un objetivo prioritario de la Luftwaffe debido a su importancia como puerto y centro industrial. Además, al encontrarse en la confluencia de dos ríos y hallarse sus muelles en pleno centro de la ciudad, resulta también un objetivo relativamente fácil para nuestros bombarderos.

La floreciente industria de Hull, antes de ser visitada por la Luftwaffe.  Click aquí para ver vídeo.

Los ataques aéreos contra Hull comenzaron el pasado 19 de junio de 1940. Desde entonces, casi un año más tarde, Hull ha estado sometida a docenas de bombardeos. En los últimos dos días, en cambio, la Luftwaffe ha desatado contra ella el mayor de sus ataques con el objetivo de reducir su puerto y sus fábricas a un amasijo de escombros.

A las 23:46 de la noche del día 7 de mayo sonaron las alarmas de alerta aérea. La población de 320.000 habitantes, acostumbrada a la rutina de los bombardeos, se dirigió a sus refugios. Pero esa vez iba a ser distinto. La Luftwaffe estaba dando inicio a dos noches de ofensiva aérea durante la cual arrojaría sobre Hull más de 300 bombas explosivas y minas aéreas y millares de bengalas y bombas incendiarias.

El devastado centro de Hull.

Después de dos noches de pesadilla, los habitantes de Hull se han despertado hoy aturdidos y con grandes ojeras. Entre ellos ha habido 420 muertos y 325 heridos. Por lo demás, el bombardeo estratégico ha sido un verdadero éxito: todas las fábricas de la ciudad han sufrido impactos de bombas y daños diversos. Los mercados de venta al por menor y al por mayor han resultado destruidos, así como los almacenes y oficinas. El muelle ha quedado reventado por las bombas en toda su longitud y los trozos de bandera, al estallar, han hecho saltar por los aires chispas y astillas ardientes que han provocado nuevos incendios.

En total, 3.000 casas han sido destruidas, 9.000 han quedado gravemente dañadas, con puertas y ventanas arrancadas de cuajo de sus marcos y otras 50.000 han sufrido daños de diversa consideración. El departamento de telefonía tenido ha tramitado más de 14.000 averías, a lo que hay que añadir la destrucción completa de sus oficinas administrativas. Un cable principal de unos 2.000 pares de cobre ha sido cortado en dos trozos por una bomba. Un impacto directo contra el aparcamiento de autobuses ha destruido numerosos vehículos, no dejando otra cosa que pedazos de metal destruido. El abastecimiento de gas y carbón ha quedado paralizado, con más de 200 tuberías alcanzadas. Por último, el departamento de electricidad ha tenido que tratar más de 6.000 averías. Varías líneas de ferrocarril han resultado alcanzadas y la mayoría del servicio suburbano de Hull quedado fuera de servicio.

Impacto de bomba.

2.600 guardias, 130 equipos de rescate (con más de 1.500 voluntarios) y 600 miembros del Servicio de Víctimas han colaborado en el rescate de más de 700 personas que han quedado sepultadas bajo los escombros. El servicio de incendios ha atendido más de 800 incendios. Todo el centro de la ciudad: las calles Jameson, King Edward y Prospect han quedado convertidas en masas de llamas. Prácticamente todos los grandes almacenes, restaurantes y tiendas han sido totalmente destruidas. El Guildhall y el Ayuntamiento han resultado igualmente alcanzados.

Bomben auf Engelland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada