martes, 19 de enero de 2010

Guerra ecónómica: dime de lo que presumes… – 17/01/1940.

Camaradas,

En la Cámara de los Comunes se ha celebrado esta tarde, al igual que en la de los Lores, un debate sobre la guerra económica. El ministro de la Guerra Económica, Sir Ronald Cross,  ha pronunciado un discurso en el que ha recordado que recientemente se han concluido o están aún siendo  efectuadas negociaciones para la conclusión de acuerdos comerciales con catorce países extranjeros. Cross ha declarado a continuación que existen señales alentadoras de los efectos de la guerra económica contra Alemania. Según él, después de cuatro meses y medio de la guerra, Alemania se encuentra en el mismo estado de malestar económico que después de dos años de la Guerra Europea de 1914.


“Aspiramos a que llegue un día en que toda la vida económica alemana quede estrangulada y el Reich no pueda ya sostener el esfuerzo de la guerra.” Sir Ronald Hibbert Cross.

Sir Ronald Cross ha reconocido que Inglaterra está despilfarrando enormes sumas en privar a la industria alemana de los materiales esenciales.  La Gran Bretaña comercia ahora con países con los cuales nunca tuvo relaciones de comprador y paga precios más elevados que en otras partes porque quiere, sencillamente, arrebatar los mercados de Alemania y privarla de los productos que son vitales para ella.  De ese modo, Inglaterra ha firmado contratos que son leoninos para esos países y que en el mundo de los negocios se conderarían ruinosos, pero que en la época de guerra tienen la ventaja de debilitar al Reich.

El señor Ronald Cross debería notar que hay una importante distinción entre esta guerra y la última, y es que actualmente Alemania sólo tiene cerrada la frontera francesa. Todos los demás vecinos de Alemania son neutrales y, por lo tanto, han aumentado enormemente las vías por donde recibir nuestros suministros.


La producción alemana de submarinos, visiblemente "estrangulada" como queda a la vista.

En la misma línea de estos “éxitos” que anuncian los británicos, el mar se ha tragado hoy dos nuevos buques británicos a añadir a la larga lsita: el HMS Cairnross y el HMS Polzella. ¿Está usted seguro de que es Alemania la que va a tener problemas en su economía, señor Cross? ¡Al fin y al cabo, son sus rutas de suministro -el océano- las que están al alcance de nuestra Kriegsmarine!  ¡Ustedes "compran" las materias primas de Alemania mientras que Alemania prefiere llevar las materias de Inglaterra al fondo del mar!

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada