domingo, 13 de diciembre de 2009

La batalla del Río de La Plata - 13/12/1939.

Camaradas,

Hoy se ha producido un épico enfrentamiento en el estuario del río de la Plata entre nuestro crucero pesado Admiral Graf Spee y una fuerza superior británica compuesta por los cruceros HMS Exeter, HMS Ajax y HMS Achilles.


El imponente Admiral Graf Spee.

Nuestro crucero pesado (acorazado de bolsillo, como la prensa británica ha denominado a los buques de su clase desde su concepción) ha estado asolando el tráfico mercante británico en el Atlántico Sur prácticamente desde el comienzo de la guerra.  Debido a las altas pérdidas que estaba causando a dicho tráfico, hace unas semanas la Royal Navy destacó una serie de grupos de buque a modo de "partidas de caza" con el fin de dar captura al crucero alemán capitaneado por el bravo Kapitän zur See Hans Langsdorff.


Diagrama cronográfico del curso de la batalla.

Finalmente hoy, con las primeras luces de la mañana, uno de los grupos británicos ha avistado a nuestro buque.  La batalla ha comenzado a las 6:15 de la mañana y se ha prolongado durante casi dos horas, al término de la cual nuestro buque ha resultado claramente victorioso, obligando a retirarse con graves daños al crucero pesado HMS Exeter y averiando a los otros dos cruceros.


HMS Achilles visto desde el HMS Ajax durante la batalla.

Por desgracia, a pesar de la victoria un impacto encajado por nuestro crucero durante el combate ha dañado el mecanismo de desalinización de agua (imprescindible para la depuración del combustible diésel) y le ha imposibilitado proseguir su crucero por el Atlántico o marchar hacia aguas amigas.  Con combustible para dieciséis horas más de marcha, a nuestro buque tan sólo le ha quedado la opción de partir hacia el cercano puerto neutral de Montevideo, con la esperanza de poder efectuar ahí las pertinentes reparaciones.


El HMS Exeter, gravemente averiado.

El enemigo, derrotado y malparado, pero con poderosos refuerzos en camino, ha iniciado la persecución de nuestros héroes.  Roguemos a Dios escuche a los justos en esta terrible hora.

Es lebe Kriegsmarine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada