lunes, 14 de diciembre de 2009

Persecución, llegada a puerto y negociaciones diplomáticas - 14/12/1939.

Camaradas,

La persecución del Admiral Graf Spee tras la batalla del Río de La Plata se prolongó durante todo el día de ayer. Poco después de la medianoche de hoy, finalmente, el crucero ha echado el ancla en el puerto de Montevideo.


El Admiral Graf Spee en el puerto de Montevideo.

La situación no es sencilla, habida cuenta de lo confusa que resulta la legislación internacional aplicable en este caso y de las presiones que la diplomacia británica está ejerciendo.

Así, varios son los artículos de la Convención de la Hague en su capítulo XIII respecto a los derechos y deberes de las potencias neutrales en la guerra marítima. Por un lado, según el Artículo2 “…los buques de guerra beligerantes no pueden permanecer en los puertos, radas o aguas territoriales de la mencionada potencia durante más de veinticuatro horas…”, modificable por el Artículo 14 “Un buque de guerra beligerante no puede prolongar su estancia en un puerto neutral más allá del tiempo permitido excepto si alega daños…” También resulta relevante el Artículo 16 “Un buque de guerra beligerante no puede abandonar un puerto o rada neutral hasta veinticuatro horas después de la marcha de un buque mercante bajo la bandera de su adversario” dado que en el puerto de Montevideo se encuentran varios buques mercantes británicos y franceses.


Daños sufridos durante el combate.  Apréciese el hidroavión de exploración calcinado.

Ojalá veamos pronto al Admiral Graf Spee surcar los mares y regresar sano, salvo y victorioso a la Madre Patria.

Es lebe Admiral Graf Spee!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada