viernes, 3 de febrero de 2012

El Sol Naciente brilla en todo el Pacífico - 03/02/1942.


Camaradas,

Dado que la propaganda británica viene empleando de manera habitual el término peyorativo "Jap" para referirse a los japoneses, las retransmisiones desde Berlín de la Agencia Alemana de Noticias Transoceánicas ha comenzado a emplear el término "Brit" para hacer referencia a los británicos. Que no se diga que Alemania no arrima el hombro para defender a sus camaradas nipones.

"Éste es el enemigo."  La propaganda Aliada no escatima en medios para herir el orgullo del honorable soldado japonés.

En realidad, por mucho que se esfuercen los acólitos de Churchill en menospreciar y ridiculizar a su enemigo, lo cierto es que los japoneses están demostrando ser muy superiores a todo lo que los Aliados occidentales son capaces de oponerles.

La verdadera cara del soldado japonés, despidiéndose de su familia al partir hacia el frente.

La marea japonesa entre el 7 de diciembre de 1941 y el 24 de enero de 1942.

Así, dentro de sus operaciones de ataque a las Indias Orientales Holandesas, los japoneses han comenzado hoy a bombardear la Isla de Java, lo que augura que pronto será invadida también. De ese modo, aviones navales japoneses despegando desde las Islas Celebes han atacado Soerabaja, Madionen y Malang. En el aeródromo de Singosari, cuatro B-17s norteamericanos a plena carga han sido destruidos en tierra y un quinto B-17 derribado. Tres hidroaviones Catalina holandeses han sido destruidos en Soerabaja y un B-18 Bolo que transportaba técnicos de radar desde Australia a Java ha sido derribado perdiendo la vida todos sus ocupantes.

Las bombas japonesas caen en torno a un barco Aliado en Port Moresby.

En el Territorio Británico de Papua, en la Isla de Nueva Guinea, la fuerza aérea japonesa ha bombardeado por primera vez Port Moresby. La campaña de Nueva Guinea dio comienzo el pasado 22 de enero cuando las tropas japonesas invadieron el Territorio Australiano de Nueva Guinea, antigua colonia alemana, desembarcando en Nueva Irlanda y un día después haciendo lo propio en Nueva Bretaña. La defensa Aliada quedó rápidamente dislocada y Rabaul, la capital del Territorio, cayó ese mismo día en manos japonesas prácticamente sin oposición. Los soldados australianos se retiraron al interior de la jungla donde durante las últimas semanas han estado siendo cazados como conejos o, sin comida ni municiones, se han entregado. Rabaul constituye ahora una base principal que los japoneses pretenden emplear como plataforma de asalto al resto de Nueva Guinea. Port Moresby, situada en la costa sudeste, constituye un objetivo prioritario por su estratégica posición con respecto a Australia, a la que los japoneses ya tienen encuadrada en su punto de mira.


La ruptura de las líneas Abucay-Mauban.

La batalla por la Península de Batán, dentro de Campaña de las islas Filipinas, se encuentra también en un momento crucial. Ante el empuje japonés, los soldados norteamericanos y filipinos abandonaron sus posiciones sobre la línea Abucay-Mauban el pasado 22 de enero y cuatro días después constituyeron la línea Orion-Bagac, sin poder evitar que con las prisas se deslizaran a través de sus posiciones varios contingentes de tropas japonesas. Comenzó entonces la denominada "Batalla de las Bolsas", una serie de violentos combates en los que los filipino-estadounidenses han tratado desesperadamente de sofocar esos focos de resistencia japoneses situados detrás de sus líneas, lo que está dando lugar a combates verdaderamente épicos. En el día de hoy, el Teniente Willibald C. Bianchi de una unidad de Exploradores Filipinos ha liderado el ataque de un pelotón reforzado contra dos nidos de ametralladoras, silenciándolos con granadas, y a continuación ha manejado una ametralladora antiaérea contra los japoneses hasta que ha caído muerto a consecuencia de las heridas recibidas. Se le ha concedido la Medalla de Honor a título póstumo. De los 2.000 japoneses que se hallaban en el sector, tan sólo han logrado escapar 377.

El General Wavell inspecciona una unidad india de morteros.

Mientras tanto, en la Fortaleza de Singapur, los defensores británicos se han puesto al fin manos a la obra y han comenzado a cavar trincheras, aunque debido al pánico y la retirada, han debido hacerlo sin el apoyo de la mano de obra civil. Los ataques aéreos diarios socavan la moral británica y dificultan el trabajo. Después de los ataques de cada día, acuden los camiones para cargar los cadáveres y arrojarlos en fosas comunes. El combustible de aviación es desechado para evitar que caiga en manos japonesas en vez de emplearlo para hacer arder los Estrechos de Johore cuando se produzca la invasión. La defensa de Singapur no puede estar peor organizada.

Es lebe Japan!
Es lebe die Achsenmächte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada