martes, 24 de noviembre de 2009

Patrulla victoriosa - 23/11/1939.

Camaradas,

El buque mercante armado británico de 17.000 toneladas HMS Rawalpindi se encontraba navegando por aguas del Mar del Norte y transportando valiosas mercancías para la industria armamentística enemiga, cuando fue avistado por nuestros cruceros de batalla Scharnhorst y Gneisenau. A pesar de la tremenda superioridad de fuego por parte de nuestros cañones, el buque británico no se ha avenido a nuestras peticiones de rendición y ha sido hundido al cabo de cuarenta minutos de combate. Nuestros buques han hecho todo lo posible por poner a salvo a los supervivientes, pero tan sólo les ha sido posible rescatar a cuarenta marineros de un total de trescientos.

El HMS Rawalpindi durante su último combate.

Tras la exitosa misión contra la presencia naval británica en el Mar del Norte, destinada a demostrar a los británicos que a pesar de todas sus baladronadas no son los dueños de ningún mar, nuestros buques han puesto rumbo a puerto.


Las baterías principales del Scharnhorst. Al fondo, el Gneisenau.

Mientras tanto, nuestro acorazado Admiral Graf Spee continúa su campaña victoriosa en aguas del Atlántico Sur y el Océano Índico, con la que está logrando poner en serio compromiso el tráfico naval británico con sus colonias.

Es lebe Kriegsmarine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada